Tres autónomos a los que ha financiado MicroBank

Acuerdo entre Microbank y el Banco Europeo de Inversiones: 200 millones para proyectos

La transacción impulsará la creación de empleo, especialmente entre jóvenes emprendedores

MicroBank y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) han firmado un préstamo de 100 millones de euros para facilitar el acceso a la financiación a microempresas y autónomos en España, ayudándoles a iniciar o expandir sus negocios. Este préstamo, respaldado por una garantía de CaixaBank, permitirá a MicroBank ofrecer un total de 200 millones de euros en microcréditos gracias a su contribución adicional de 100 millones de euros.

Como novedad, los beneficiarios de estos microcréditos tendrán acceso a la plataforma digital MicroBank Academy, que tiene como objetivo mejorar sus competencias y formación. Los emprendedores podrán acceder a una serie de cursos que potenciarán sus habilidades digitales y empresariales.

Esta es la cuarta colaboración entre MicroBank y el BEI para apoyar a las microempresas y autónomos en España, un segmento que a menudo enfrenta dificultades para acceder a la financiación bancaria tradicional. Las transacciones previas alcanzaron un total de 220 millones de euros, beneficiando a cerca de 24.000 pequeños negocios y trabajadores por cuenta propia. Muchos de estos beneficiarios han creado empresas emergentes, fomentando la innovación y competitividad en el tejido productivo español.

Uno de los principales objetivos de esta iniciativa es la generación de empleo. Según estudios de MicroBank, la entidad ha contribuido a la creación de 28.521 empleos directos en España en 2023, apoyando especialmente a los colectivos que enfrentan mayores dificultades, como los jóvenes emprendedores que necesitan liquidez en un entorno de condiciones de financiación más estrictas. Se espera que con el apoyo del BEI y MicroBank, numerosas iniciativas de autoempleo puedan crecer y generar nuevos puestos de trabajo.

Además, se prevé que parte de las inversiones se destinen a regiones de España consideradas menos desarrolladas por la UE, donde la renta per cápita es inferior al 75% de la media de la UE. Este acuerdo contribuye al fortalecimiento de la cohesión económica, social y territorial de la Unión Europea, una de las principales líneas de acción del BEI.

Esta transacción se alinea con la prioridad de política pública del BEI de financiar pymes y empresas de mediana capitalización, en consonancia con las prioridades de la UE de aumentar la competitividad del tejido empresarial europeo.