Imagen de archivo de las protestas en Turquía por el Día de los Trabajadores

Al menos 210 detenidos durante las protestas por el Día del Trabajador en Estambul

El ministro de Interior ha señalado que han sido detenidos por "no escuchar las advertencias" de la policía

La policía de Turquía ha detenido este miércoles a unas 210 personas en el marco de las protestas registradas por el Día del Trabajador en la ciudad de Estambul, donde los agentes antidisturbios han hecho uso de gases lacrimógenos para dispersar a un grupo de manifestantes que intentaban traspasar el cordón policial situado en el distrito de Saraçhane, cerca de la plaza Taksim.

El ministro de Interior, Ali Yerlikaya, ha señalado en un mensaje en su cuenta de Twitter que todos ellos han sido detenidos por "no escuchar las advertencias" de la policía e intentar avanzar hacia la plaza de Taksim, que se encuentra acordonada. Además, ha explicado que muchos se han visto involucrados en ataques contra los agentes de policía.

Previamente, las autoridades habían instado a los manifestantes a evitar cualquier acción que incurriera en una violación del orden público, pero los manifestantes han lanzado botellas de plástico y otros objetos contra las fuerzas de seguridad, según informaciones de la cadena de televisión NTV.

El Gobierno local ha prohibido las manifestaciones por el Día del Trabajador en la céntrica zona de Taksim, por lo que han bloqueado todos los accesos a la plaza. En total, unos 70 calles están bloqueadas, además de la carretera principal.

Unos 42.000 policías se han desplegado en el marco de un gran dispositivo de seguridad de cara a una jornada en la que históricamente suelen registrarse disturbios y protestas.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se ha dirigido a la nación en un mensaje difundido a través de la televisión pública y en el que ha enviado "un saludo y todo su afecto a los trabajadores turcos".

El 1 de mayo es un día significativo en la historia de Turquía. En el año 1977, medio millón de personas participaron en una protesta que fue duramente reprimida por las fuerzas de seguridad. Las cifras oficiales sitúan en 37 las víctimas mortales de aquella jornada en Taksim, donde se registró un tiroteo cuando los antidisturbios hacían uso de gases lacrimógenos y cañones de agua."