El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos

El Banco Central Europeo bajará los tipos de interés por primera vez en ocho años

Su vicepresidente, Luis de Guindos, ha afirmado que "estamos adoptando un enfoque prudente"

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido bajar los tipos de interés por primera vez en ocho años. La medida, que será anunciada oficialmente el jueves 6 de junio, implica una reducción de 0,25 puntos básicos, situando el rango objetivo de los tipos de interés entre el 2,5% y el 3%.

Esta decisión se enmarca en un contexto de inflación moderada en Europa. En abril, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se situó en un 2,4%, mientras que en mayo, la inflación en España fue del 3,6% y en Alemania del 2,4%. Estos datos reflejan una desaceleración en el crecimiento de los precios, lo que ha permitido al BCE considerar una flexibilización de su política monetaria.

Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, ha comentado que "estamos adoptando un enfoque prudente, que favorecería una reducción de 25 puntos básicos". Por su parte, el economista jefe del BCE, Philip Lane, indicó: "La mejor manera de enmarcar el debate es que todavía tenemos que mantener una política restrictiva este año. Pero dentro de estas restricciones, podemos movernos algo a la baja." A pesar de la medida, la directora de supervisión bancaria del BCE, Gloria Ortiz, advirtió que "las rebajas de tipos no serán ni tan intensas ni tan rápidas como se esperan."

El Euribor, el principal índice al que están referenciadas la mayoría de hipotecas en España, cerró en mayo en 3,68%, por debajo del 3,86% registrado en el mismo mes de 2023. Esta bajada de tipos se traduce en un alivio financiero para muchas familias. Según estimaciones, para una revisión anual de las hipotecas, las familias ahorrarán más de 15 euros al mes, lo que equivale a 184 euros en un año. Para aquellas que revisan semestralmente, el ahorro mensual será de casi 30 euros.

Aunque la reducción de tipos es un paso significativo, persisten las dudas sobre la trayectoria futura de la política monetaria del BCE. No está claro si se aplicará un segundo recorte en julio o si se esperará hasta septiembre. La presión de los 'halcones', quienes abogan por una política más conservadora debido a la desigualdad en la desinflación en algunos países y el aumento real de los salarios en Alemania (3,8% en el primer trimestre), podría influir en la toma de decisiones.

Este recorte de tipos marca el fin de un ciclo histórico de subidas consecutivas, que llevaron los tipos desde el 0% hasta el 4,5%. Desde septiembre, el BCE había mantenido el tipo de interés en 4,5% durante cinco reuniones consecutivas. La reducción actual, aunque modesta, señala un cambio en la postura del BCE, que busca equilibrar la necesidad de controlar la inflación con la de fomentar el crecimiento económico en la eurozona.