Una acción del partido en El Pireo

El Barça vuelve del Pireo apalizado (92-58): el Palau decidirá si pasa a la Final Four

Los de Roger Grimau únicamente compitieron en el primer cuarto en la pista de Olympiakos

El Barça cayó con claridad (92-58) contra el Olympiakos en el cuarto partido del playoff de la Euroliga, fallando a la opción de sellar su pase a la Final Four para encomendarse al Palau y al favoritismo local según la historia.

Nunca nadie ha ganado un quinto partido de visitante y los de Roger Grimau tendrán su baza el próximo miércoles 8 de mayo en el Palau Blaugrana. Sin embargo, el equipo azulgrana dejó escapar la opción de no dar más emoción ni vida a un Olympiacos que intimidó en su manera de poner este 2-2.

Los griegos marcaron el ritmo desde el segundo cuarto (32-14) y no levantaron el pie hasta una renta de 25 puntos en el tercero (72-47). El Pabellón de la Paz y la Amistad vivió incluso tranquilo el desenlace, tiró la toalla el Barça, muy lejos de la polémica y el triunfo sufrido de los de Grimau el pasado martes 30 de abril en la prórroga.

Los locales se la jugaban y respondieron, de primeras con Moustapha Fall bajo el aro. El pívot mantuvo a su equipo en un mejor arranque del Barça y el cuarto terminó siendo griego también con Shaquielle McKissic. Al equipo culé le falló pronto la puntería, primero desde el tiro libre, y sin duda necesitaba puntos.

El Barça se cayó fácil del intercambio y el Olympiakos se vino arriba, junto a su afición, para enganchar un cuarto demoledor. Un triple de Larentzakis con antideportiva, McKissic, mucha diferencia en el rebote, los griegos iban dejando atrás a su rival. Jabari Parker, con 10 puntos, fue lo mejor azulgrana al descanso.

El paso por vestuarios no revitalizó la fe de un Barça que dudó de sus opciones y fue aniquilado. La fuerza de Williams-Goss sobre el parqué y la racha de Papanikolaou rompieron el encuentro en el tercer cuarto, y Grimau sentó a sus titulares pensando en el quinto partido mientras el Olympiakos agrandaba su renta.

La paliza, parecida a la que sufrió el domingo en Liga Endesa contra el MoraBanc Andorra, da mucha fe a los griegos y obliga al Barça a no sólo encomendarse a la historia y al Palau. Satoransky, Laprovittola, Kalinic, Parker, Willy Hernangómez, Vesely o cualquiera que vista de azulgrana, tendrá que dar un paso al frente para citarse con el Real Madrid en las semifinales de Berlín y acceder a su cuarta Final Four seguida.