Donald Trump y Joe Biden junto a una bandera americana

Biden y Trump se consolidan como favoritos en el 'Supermartes'

Nikki Haley en Vermont y el desconocido Jason Palmer en Samoa Americana logran evitar el pleno de los candidatos favoritos a la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el exmandatario Donald Trump han arrasado este 'supermartes' en las elecciones primarias de sus respectivos partidos, el Demócrata y el Republicano, respectivamente, unos comicios que apenas han dejado espacio para las sorpresas, tal y como se preveía, y cuyo pleno de victorias ha sido evitado por la republicana Nikki Haley en el estado de Vermont y por el desconocido Jason Palmer en el territorio de Samoa Americana.

Si bien la estrecha victoria de Haley en Vermont podía entreverse por ser de uno de los estados con los republicanos menos conservadores, nadie había previsto de la victoria Palmer, un candidato hasta ahora desconocido, aunque se trata de un hecho testimonial por los pocos delegados que otorga. De hecho, un funcionario de la campaña de Biden citado por la cadena de televisión CNN ha calificado la derrota de "noticia tonta".

El territorio de Samoa Americana también protagonizó una situación parecida en las elecciones primarias demócratas de 2020, cuando eligió como ganador al magnate Michael Bloomberg, convirtiéndose en su único éxito.

Haley, que hace unos días se convirtió en la primera mujer del Partido Republicano en ganar unas elecciones primarias, ha aprovechado su segunda victoria para proclamar que los votantes están "abiertos a una alternativa contra Trump", aunque los demócratas ya están pensando en los votos entre los republicanos que rechazan al magnate, y es que la candidatura del Partido Republicano se encuentra prácticamente cerrada tras una jornada en la que 15 estados y un territorio han celebrado elecciones.

Es por ello por lo que Biden ha advertido que un segundo mandato de Trump "traerá caos, división y oscuridad" al país y que "está decidido a destruir nuestra democracia, arrebatar libertades fundamentales como la capacidad de las mujeres para tomar sus propias decisiones en materia de atención sanitaria y aprobar otra ronda de recortes fiscales de miles de millones de dólares para los ricos".

Por su parte, Trump también ha atacado al que previsiblemente será su rival en las elecciones presidenciales de noviembre por su gestión tanto en política migratoria, haciendo referencia a la "invasión" de migrantes, como por sus acciones a nivel internacional, por la guerra de Ucrania, al conflicto en Oriente Próximo, remarcando que Biden "es el peor presidente de la historia" del país. Asimismo, ha defendido su etapa presidencial, en la que Estados Unidos "no tuvo guerras" y en la que "se llevaba bien con muchos países", mencionando a Corea del Norte y a China, esta última hasta la pandemia de COVID-19.

Aunque Biden ha ganado holgadamente en todos los estados, obteniendo en la gran mayoría más de un 80 por ciento de apoyo, cabe destacar el gran número de votos "protesta" en el estado de Minnesota, donde la comunidad árabe tiene un papel importante y donde se ha emitido un 19 por ciento de votos "no comprometidos".

Trump también ha conseguido victorias holgadas, aunque los porcentajes han rondado entre el 60 y el 70 por ciento debido a que Haley ha arrastrado a los votantes menos conservadores. Tras el 'supermartes', las proyecciones emitidas por CNN estiman que Trump conseguirá tener un total 936 delegados (de los 1.215 necesarios para cerrar matemáticamente su candidatura) frente a los 85 de Haley, mientras que Biden logrará asegurar 1.312 delegados de los 1.968 necesarios para sellar su candidatura.