El Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell

Borrell tilda de ''intolerable'' la orden de desplazamiento de Israel en Rafah

El dirigente subraya que Israel está obligado por el derecho internacional a garantizar la seguridad de la población

La situación en Rafah y Gaza ha generado una fuerte respuesta internacional, con figuras destacadas como el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, denunciando el desplazamiento forzoso de civiles por parte de Israel.

Josep Borrell calificó de "intolerable" la orden de desplazamiento forzoso de civiles de Rafah hacia zonas inseguras, subrayando que Israel está obligado por el derecho internacional a garantizar la seguridad de la población civil. Borrell instó al Gobierno israelí a no llevar a cabo una operación terrestre en Rafah, advirtiendo que esto agravaría una crisis humanitaria ya extrema en la región.

Por su parte, Charles Michel también condenó la medida, pidiendo a Israel que no invada por vía terrestre Rafah y señalando la grave situación humanitaria que afecta a la población de Gaza, que ya alberga a una gran cantidad de desplazados por conflictos anteriores.

La orden de desplazamiento forzoso afectó a unos 300.000 habitantes en toda Gaza, abarcando áreas como los campamentos de Rafah y Shabura, así como los barrios de Adari y Geneina. Este movimiento de población se produce en paralelo a la expansión de la operación militar israelí en la región, con la reanudación de actividades militares en Yabalia, en el norte de Gaza, donde Hamás está reagrupando fuerzas.

La comunidad internacional ha expresado su preocupación por la escalada de tensiones y la crisis humanitaria en curso. Se espera que se intensifiquen los llamamientos a la contención y al respeto de los derechos humanos en medio de esta situación crítica en Rafah y Gaza.