Mucha gente mayor vive de alquiler

Buenas noticias para las personas mayores de 65 años que viven de alquiler

La Generalitat ha anunciado que abre el convocatoria de subvenciones para el pago de este gasto de vivienda

Desde el pasado lunes 26 de febrero está en marcha la convocatoria de subvenciones para el pago del alquiler dirigida a personas mayores de 65 años, con una partida presupuestaria inicial de 48 millones.

Las ayudas al pago del alquiler están destinadas a personas que no se encuentran en riesgo inminente de exclusión, pero que necesitan una ayuda para poder seguir residiendo en la vivienda en la que viven.

Según la Generalitat, la convocatoria de 2023 benefició a 10.687 personas mayores de esta edad y que viven en régimen de alquiler.

Los detalles

El ejecutivo catalán detalla que estas ayudas no son de una cantidad fija. De hecho, se ajustan al esfuerzo que supone para cada persona el pago del alquiler en función de los ingresos, con un máximo de 200 euros y un mínimo de 20 euros al mes.

De la misma manera, existe un tope máximo del alquiler que puede ser subvencionable en función del área.

Para los residentes en el área metropolitana de Barcelona es de 900 euros mensuales por vivienda y de 450 por habitación.

Por lo que respecta al resto de los municipios de la demarcación de Barcelona y Girona son de 650 euros y 350 por habitación.

Por último, para los residentes en municipios de Tarragona y Lleida son de 600 euros por vivienda y 300 euros por habitación.

El plazo para solicitarlas estará abierta hasta el próximo 27 de marzo.

Para los jóvenes, a partir del 11 de marzo

Del mismo modo, el Govern explica que la convocatoria para que los jóvenes puedan solicitar estas ayudas se pondrá en marcha el 11 de marzo.

Los datos de la Generalitat cifran en 14.551 los jóvenes que se acogieron a estas ayudas durante el año pasado.

En el caso de las personas jóvenes, las ayudas pueden oscilar entre 250 y 20 euros, considerando también el esfuerzo que supone para cada persona el pago del alquiler.

Por lo que respecta al ámbito geográfico, las condiciones son las mismas para los jóvenes que para los mayores de 65 años con una excepción. El tope subvencionable para los residentes en el área metropolitana de Barcelona es de 950 euros.

El plazo máximo para pedir la ayuda para los jóvenes será el 12 de abril.