Sede corporativa de CaixaBank en Barcelona

CaixaBank marca objetivos hacia la neutralidad climática en 2050

Prevé una reducción de la intensidad física del 41% para el sector inmobiliario comercial

CaixaBank ha hecho públicos nuevos objetivos para 2030 sobre los sectores de su cartera crediticia y de inversión más intensivos en emisiones de gases de efecto invernadero, en su compromiso con alcanzar la neutralidad climática en 2050, informa este miércoles en un comunicado.

Así, prevé una reducción de la intensidad física del 41% para el sector inmobiliario comercial; y en el segmento de real estate residencial, el objetivo es reducirla un 19% hasta 2030.

En el sector naval fija una reducción del 11,9% del Alignment Delta; en aviación el objetivo es rebajar la intensidad de las emisiones un 30%; y en el agropecuario, el objetivo es "mejorar el perfilado con criterios climáticos de su cartera".

Cuando se hayan cumplido los objetivos intermedios, en 2030, CaixaBank fijará nuevas metas intermedias para 2035.

Ha destacado que de esta manera sigue reforzando su compromiso como miembro fundador de la Net Zero Banking Alliance (NZBA) y se alinea con la recomendación del Panel Internacional de Expertos en Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) para poder limitar el aumento de la temperatura global a máximo 1,5 gratos.