Un grupo de pensionistas

La cantidad que cobran de media los pensionistas de Cataluña

Esta prestación ha subido de forma considerable en los últimos años, según los datos facilitados por el Ministerio

La reciente actualización en las pensiones de 2024, introducida por el gobierno de Pedro Sánchez, se caracterizó por un notable aumento en la cuantía de la pensión mínima de jubilación.

Este ajuste, que ascendió aproximadamente a un 7%, significó un crecimiento casi doble en comparación con el incremento aplicado al resto de las pensiones. A partir de marzo de 2024, se registra que más de 1,78 millones de jubilados en Cataluña se benefician de este aumento.

Esto, pues, significó un crecimiento del 0,8% en el número de pensionistas comparado con el mismo periodo del año anterior.

De este modo, según los datos del Ministerio de Inclusión, la pensión promedio en Cataluña alcanza actualmente los 1.301,69 euros. Esto representa un incremento del 4,9% en comparación con la pensión media registrada en el mismo mes de 2023, que se situaba en 1.239,84 euros.

Respecto a la pensión media de jubilación, esta se sitúa en alrededor de 1.469,63 euros, mostrando un aumento del 4,9% respecto a marzo de 2023, cuando era de 1.400,67 euros.

Cabe tener en cuenta que esta prestación ha experimentado un crecimiento notable desde 2005, duplicando su remuneración. En enero de dicho año, la pensión media de jubilación se situaba en 696,92 euros. No fue hasta noviembre de 2013 cuando esta cifra superó por primera vez los 1.000 euros. Desde entonces, su evolución ha sido mayormente positiva, a excepción de una caída puntual en diciembre de 2022.

¿Cuáles son los requisitos para pedir esta prestación?

Para solicitar la pensión, se deben cumplir ciertos requisitos. En primer lugar, es necesario alcanzar la edad de jubilación ordinaria, que ha aumentado en los últimos años y actualmente se sitúa en 66 años y 6 meses, a menos que se haya acumulado más de 38 años de vida laboral, en cuyo caso se puede jubilar a los 65 años.

Otro aspecto crucial es el periodo de cotización mínimo. El individuo que busca jubilarse debe haber cotizado al menos quince años, y dos de esos quince deben haber estado dentro de los 15 años previos al momento de la jubilación. Si el individuo está dado de alta en la Seguridad Social, esto se da automáticamente en el día del cese de la actividad laboral; de lo contrario, se debe presentar una solicitud de jubilación.