Impuesto - Cataluña

Cataluña es la comunidad autónoma que castiga más a las rentas bajas

Por contra, Madrid es la CCAA que tiene un IRPF más bajo para las rentas inferiores

Un reciente informe elaborado por la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) ha revelado que Cataluña ostenta el título de la comunidad autónoma que más carga impositiva ejerce sobre las rentas más modestas en el país.

Ciudadanos con ingresos inferiores a los 30.000 euros anuales se ven especialmente afectados, desembolsando un promedio de 5.111 euros en Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) al año, marcando una diferencia de hasta 445 euros respecto a los contribuyentes en la Comunidad de Madrid.

El estudio analiza el panorama tributario del IRPF en función de la comunidad autónoma de residencia. En este sentido, Cataluña es la región con el tipo impositivo más elevado para los ingresos más bajos.

Es importante recordar que el IRPF es un impuesto parcialmente transferido a las comunidades autónomas, lo que les permite regular hasta el 50% de la escala general de este tributo.

El análisis comparativo se centra en los impuestos pagados por ciudadanos con sueldos de 30.000 euros, 60.000 euros y 120.000 euros, sin considerar las deducciones fiscales.

Para aquellos con ingresos de 30.000 euros, el tipo autonómico en Cataluña alcanza el 9,28%, el más alto entre todas las comunidades autónomas. Por el contrario, Madrid se distingue por tener el tipo más bajo para este segmento de ingresos, situándose en el 7,68%.

Considerando el tipo estatal del IRPF, fijado en el 8,97% para todas las comunidades, los contribuyentes catalanes afrontan un tipo total del 18,25%, lo que se traduce en un pago de 5.111 euros por IRPF.

Por otro lado, los residentes en Madrid se enfrentan a un tipo total del 16,65%, abonando 4.665 euros por este impuesto, lo que supone hasta 446 euros menos que sus contrapartes catalanes.

El informe destaca que los catalanes son quienes soportan el mayor porcentaje de IRPF en el tramo de mayor impacto de recaudación a nivel estatal.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística correspondientes al año 2022, el salario medio a jornada completa en España se sitúa en 28.096 euros.

A medida que los ingresos del contribuyente aumentan, Cataluña cede el primer puesto como la región con el tipo autonómico del IRPF más elevado.

Extremadura emerge como la comunidad autónoma que aplica el mayor tipo impositivo a los ciudadanos con un salario de 60.000 euros, con un tipo total del 28,05%, lo que representa 16.287 euros de cuota fiscal.

En el caso de los ingresos de 120.000 euros, la Comunidad Valenciana lidera con el tipo autonómico más alto para las rentas más altas, llegando al 38,2% de IRPF total, lo que implica un pago de 45.079 euros.

En contraste, Madrid se posiciona nuevamente como la región con menor presión fiscal, con una carga impositiva significativamente más baja.

En conclusión, el análisis de la AEDAF revela que Cataluña impone la mayor presión fiscal sobre las rentas más bajas en España, mientras que Madrid se destaca por mantener la carga impositiva más baja, lo que evidencia disparidades significativas en la política tributaria entre las diferentes comunidades autónomas.