Sandra Paños, levantando la Copa de la Reina

La Copa de las Gigantas (8-0)

El Barça femenino aplasta a la Real Sociedad y se lleva su décima Copa de la Reina

El Fútbol Club Barcelona femenino ha levantado este sábado su décima Copa de la Reina para sorpresa de absolutamente nadie. Sobre el papel, las azulgranas eran muy superiores a la Real Sociedad. Sobre la hierba de La Romareda, han sido unas gigantas. Ha dado la sensación de que las catalanas han jugado a medio gas, con la final de las finales en el horizonte, la de la Champions. Y aún así han aplastado a las donostiarras.

De principio a fin. Sandra Paños, que ha vuelto a la portería del Barça, ha estado inédita. Podría haber pasado el partido sentada en una silla, y la historia hubiera sido la misma. historia ha empezado con Ona Batlle batiendo a Elena Lete. Aquí ha habido el único suspense de la tarde, ya que ha tenido que intervenir el VAR para validar el gol por un fuera de juego que no era.

En este curso, al Barça le ha costado sacar adelante algunos partidos. Pero nunca ha pasado cuando las azulgranas se han puesto tan temprano por delante. A partir de esto, las vascas se han venido completamente abajo, cometiendo errores imperdonables en defensa, y sin ninguna capacidad para pasar del mediocampo.

En el lado barcelonista, han llovido los goles. La más activa de todas, Salma Paralluelo, ha puesto el segundo y ha dado brillo al partido, mientras también ha marcado Graham Hansen por partida doble, y Batlle ha certificado también su doblete. 

La final se ha marchado al descanso con un contundente 5-0, impropio de una final de la élite. En la reanudación, Jonatan Giráldez ha emprendido un carrusel de cambios. Para reservar futbolistas para la final de la Champions, y también para mantener en pie de guerra a su equipo. Mariona Caldentey ha metido un doblete en diez minutos, y ha regalado otro tanto a Clàudia Pina.

El palco de La Romareda
El palco de La Romareda | Casa Real


La Reina, entregando la Copa a Alexia | Casa Real

Al final no ha habido mucha más historia. Los cambios de la Real Sociedad han propiciado un mayor control. Las culés han tenido algunas ocasiones más, sobre todo en las botas de Fridolina Rolfo. Pero el 8-0 no obligaba a ello. Al final, el Barça ha levantado la Copa, y ya puede pensar en el Olympique de Lyon.