Personas palestinas evacuadas de Rafah son vistas en una playa en la ciudad sureña de la Franja de Gaza, Khan Younis, el 10 de mayo de 2024.

Crece la ofensiva de Israel en Rafah, ordenando la evacuación de más zonas

La situación ya ha obligado a más de 110,000 personas a huir hacia el norte

En medio de la creciente escalada de violencia en la región, Israel ha ordenado nuevas evacuaciones en la ciudad de Rafah, ubicada en el sur de la Franja de Gaza. Esta acción se produce en el contexto de preparativos para ampliar las operaciones militares en la zona, donde las fuerzas israelíes se están movilizando hacia áreas donde el grupo insurgente Hamas ha reagrupado sus fuerzas.

Los enfrentamientos entre las tropas israelíes y los insurgentes palestinos se han intensificado en las afueras de Rafah, generando un escenario de alta tensión. Esta situación ha provocado la inutilización de cruciales pasos fronterizos cercanos, por donde ingresaba la ayuda humanitaria, y ha obligado a más de 110,000 personas a huir hacia el norte en busca de seguridad.

A pesar de la expectativa de una posible invasión a gran escala, el avance de Israel sobre Rafah hasta ahora no ha tomado la magnitud anticipada. Sin embargo, Naciones Unidas y otras agencias han advertido repetidamente sobre las consecuencias devastadoras que podría tener un asalto israelí en Rafah. Esto incluye un incremento significativo de víctimas civiles y el potencial bloqueo de operaciones humanitarias esenciales.

La compleja situación ha llevado a Israel a instar a los palestinos en ciudades como Jabaliya y Beit Lahiya, así como a sus alrededores, a buscar refugio en zonas más seguras en el oeste de la Ciudad de Gaza. El ejército israelí ha advertido sobre la peligrosidad de estas áreas debido al desarrollo de combates intensos y ha anunciado su disposición a responder con "gran fuerza" en caso de ataques.

En paralelo, en el norte de la Franja de Gaza, se están registrando enfrentamientos igualmente intensos, especialmente en áreas donde Hamas ha consolidado su presencia a pesar de los anteriores ataques israelíes. Esta semana también han surgido confrontaciones en la zona de Zeitoun, en las afueras de la Ciudad de Gaza, marcando una expansión del conflicto a diferentes puntos del territorio.

Estos acontecimientos tienen lugar en el marco de una guerra prolongada que ha cobrado un alto costo humano y material. Según el Ministerio de Salud de Gaza, más de 34,800 personas, en su mayoría mujeres y niños, han perdido la vida desde el inicio de la campaña militar. La destrucción de infraestructura y el desplazamiento masivo de la población han generado una crisis humanitaria de proporciones significativas en la región.

El conflicto en Gaza se originó tras un ataque de Hamas sobre el sur de Israel en octubre pasado, desencadenando una respuesta militar por parte de Israel que ha tenido consecuencias trágicas para ambos lados del conflicto. La comunidad internacional ha instado a un cese inmediato de las hostilidades y a buscar una solución diplomática para poner fin a esta espiral de violencia y sufrimiento.