El presidente de Criteria Caixa y la Fundación La Caixa, Isidro Fainé, con un logo de CriteriaCaixa

Criteria alcanza la cifra de 9.000 millones en su cartera industrial

Su última adquisición es Puig Brands

CriteriaCaixa, el holding encargado de administrar los activos empresariales de la Fundación "la Caixa", está reconfigurando su cartera de inversiones, superando ya los 9.000 millones de euros en activos bajo gestión en empresas industriales.

Esta reestructuración se ha materializado recientemente con la adquisición de acciones de la Clase B de Puig Brands, representativas del 3,05% del capital social de la compañía, durante su salida a bolsa.

Con una inversión de 425 millones de euros, CriteriaCaixa ha consolidado su posición en Puig Brands, ubicándose junto a otras empresas cotizadas españolas como Telefónica, Naturgy y Cellnex.

Esta inversión se justifica en parte por la propuesta de dividendos de Puig, con un pay-out de aproximadamente el 40%, lo que proporciona a CriteriaCaixa una remuneración estable y creciente, alineada con su estrategia de inversión a largo plazo centrada en la maximización de la rentabilidad por dividendo.

La participación en Puig Brands, valorada en 425 millones de euros, se suma a las principales inversiones industriales de CriteriaCaixa, que incluyen a Telefónica, Cellnex y Naturgy.

Una cartera en plena efervescencia

Además, el holding está llevando a cabo una rotación de su cartera para financiar nuevas adquisiciones, como precisamente la de Puig Brands.

Una de las posibles operaciones en consideración es la adquisición conjunta de Talgo, fabricante de material ferroviario, con el objetivo de mantener su carácter español y evitar posibles obstáculos gubernamentales relacionados con intereses extranjeros.

Asimismo, CriteriaCaixa está explorando la posibilidad de participar en una oferta pública de adquisición de Naturgy, en colaboración con el grupo extranjero Taqa, con el fin de garantizar la estabilidad de la compañía española ante la posible salida de sus otros grandes accionistas.

Para financiar estas nuevas adquisiciones, CriteriaCaixa tiene previsto desprenderse de inversiones menos significativas en su cartera diversificada, compuesta por más de 70 empresas en diversos sectores.

Una de estas desinversiones incluirá a Saba, empresa de aparcamientos que ha estado en el mercado durante años y que ha sido objeto de operaciones corporativas anteriores, como intentos de fusión con empresas como Interparking en el pasado.

Por lo tanto, CriteriaCaixa está ajustando su cartera de inversiones para optimizar su rendimiento a largo plazo, centrándose en oportunidades estratégicas que respalden su objetivo de maximizar el valor para sus accionistas y contribuir al crecimiento sostenible de las empresas en las que invierte.