Los datos se han conocido este 3 de abril

¿Cuánto dinero paga al año cada español en concepto de IRPF?

Este miércoles 3 de abril se ha puesto en marcha la campaña de la Declaración de la Renta del ejercicio de 2023

El Instituto Juan de Mariana ha calculado que a una renta salarial media de 34.989 euros anuales se deben descontar 8.157 euros de cotizaciones a cargo de la empresa y 1.731 euros de contribuciones a nombre del trabajador, así como un IRPF de 3.860 euros y un gasto acumulado por IVA de 1.450 euros.

Coincidiendo con el inicio de la Campaña de la Renta 2023, el Instituto Juan de Mariana ha publicado este miércoles 3 de abril el Impuestómetro, un estudio que mide la incidencia de la tributación sobre la renta de los contribuyentes españoles.

Según las estimaciones de este Instituto, el peso de los impuestos sobre el Producto Interior Bruto (PIB) español ha subido del 32% al 38% desde 1995, si bien el 60% de este incremento que ha registrado la carga fiscal en España en los últimos 30 años ha tenido lugar bajo el Gobierno de Pedro Sánchez.

Pese a esto, España se sitúa ligeramente por debajo del promedio comunitario, con una diferencia de algo menos de 3 puntos de PIB (40,9 por ciento del PIB en la UE27). De este modo, España aparece en la posición número 12 del ranking de presión fiscal.

No obstante, desde el Instituto señalan que aunque España cuente con una menor presión fiscal no es indicativo de que se paguen menos impuestos en el país, puesto que esta métrica simplemente es una primera aproximación comparativa de la estructura fiscal de los distintos Estados Miembro.

Según el Instituto, España grava más el capital y el trabajo (impuestos pagados por los empleadores) que el resto de la Unión Europea. El grueso del diferencial de recaudación existente con respecto al promedio comunitario se debe, por lo tanto, a que el país cobra menos impuestos al consumo y a que los trabajadores soportan una menor carga impositiva que sus pares europeos.

Según sus cálculos, el coste de "armonizar" la presión fiscal de España para igualar el país con la media observada en la Unión Europea sería una subida impositiva de 39.000 millones de euros. De este modo, en promedio, cada hogar debería pagar 2.082 euros más en impuestos.