El primer ministro polaco, Donald Tusk

Donald Tusk recibe amenazas de muerte tras el atentado contra Fico

"Hoy los eslovacos nos han dado un ejemplo de lo que se debería hacer con Donald Tusk"

El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, ha denunciado este jueves una serie de amenazas de muerte después de que su homólogo eslovaco, Robert Fico, tuviera que ser ingresado en el hospital de urgencia tras recibir varios disparos en plena calle al término de una reunión de Gobierno.

"Ayer hubo mucho de esto. Visión de Polonia", ha manifestado Tusk en una escueta publicación en sus redes sociales donde comparte una imagen de un mensaje que recibió el miércoles por la tarde en el que se lee: "Hoy los eslovacos nos han dado un ejemplo de lo que se debería hacer con Donald Tusk".

En la publicación compartida por el dirigente polaco se apunta a que habría que hacer con Tusk lo mismo que con Fico en caso de que el primer ministro polaco se oponga a la construcción de un gran aeropuerto en el centro de Polonia, conocido como Puerto Central de Comunicaciones (CPK, por sus siglas en polaco).

El primer ministro eslovaco tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital el miércoles tras recibir varios disparos en plena calle. El mandatario salía de una reunión de Gobierno en la localidad de Handlova cuando un hombre de unos 70 años se acercó a él y disparó en hasta cuatro ocasiones, alcanzando al mandatario.

Fue un "lobo solitario"

El Gobierno de Eslovaquia ha confirmado este jueves que el tirador que disparó el miércoles contra el primer ministro, Robert Fico, que recibió cuatro impactos de bala, era un "lobo solitario" y no formaba parte de ningún grupo, aunque las autoridades no contemplan para el crimen ninguna otra hipótesis que no sea la motivación política.

"La Policía sólo trabaja con una versión del ataque", ha dicho el ministro del Interior, Matus Sutaj Estok, que considera "claro" el trasfondo político. Las autoridades no han concretado cuál habría sido el detonante del ataque o la motivación del único sospechoso, Juraj Cintula, que ya ha sido imputado por intento de asesinato.

El ministro sí ha confirmado que el presunto tirador participó en protestas antigubernamentales y ha explicado que se examinan los apoyos públicos recibidos en redes sociales. En concreto, la Policía ha detectado más de una treintena de mensajes que pueden ser constitutivos de delito, informa la televisión pública.

Por su parte, el titular de Defensa, Robert Kalinak, ha explicado al término de una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad en Bratislava que Fico recibió cuatro disparos y su estado sigue siendo "grave", hasta el punto de que aún no estaría por completo fuera de peligro. Kalinak, que es también viceprimer ministro, ha admitido que la pasada noche fue "difícil". Fico fue sometido a una operación quirúrgica que se prolongó durante varias horas en el Hospital Roosevelt de Banská Bystrica, adonde fue trasladado tras ser tiroteado en plena calle en la localidad de Handlova.