La selección femenina española celebrando la victoria contra Francia

España vuelve a hacer historia y gana la Liga de Naciones

La selección de Montse Tomé no permitió que Francia intentara imponerse y se apoderaron del balón

La selección española femenina de fútbol se ha proclamado este miércoles campeona de la primera edición de la Liga de Naciones al derrotar por 2- 0 a Francia en la final disputada en el Estadio de La Cartuja de Sevilla y que ha dominado con bastante solvencia.

La campeona del mundo ha sumado su segundo título seis meses después de haber hecho historia con la conquista del Mundial de Australia y Nueva Zelanda tras un encuentro donde ha vuelto a imponer su estilo ante un rival al que ha ajusticiado con los goles de Aitana Bonmatí en la primera mitad y de Mariona Caldentey en la segunda.

El partido ha estado dominado por España. La selección de Montse Tomé no permitió que Francia intentara imponerse y se apoderaron del balón. Aunque en la primera parte del encuentro faltó calma, por la prisa por marcar. 

Sin embargo, Francia no ha sabido aprovecharse del ansia de las españolas, no consiguiendo casi ni superar el medio campo. Mientras, las españolas se instalaron en su parte del campo, y no han parado de atacar hasta que han conseguido triunfar. 

El primer gol llegó con una incursón de Olga Carmona por la izquierda. La futbolista ha mandado un centro al área, que Aitana Bonmatí ha aprovechado. La catalana ha rematado el balón con toda su fuerza, consiguiendo superar a Peyraud-Magnin

Ha transcurrido el descanso y las españolas han vuelto con el mismo ánimo al terreno de juego. Con el ADN del Barça incrustado - con 7 jugadoras azulgrana en el campo-, el equipo ha demostrado un equilibrio y una calidad muy superior a la de las rivales francesas. Las han barrido, dejándolas sin capacidad de reacción. 

Y con este juego era raro que no llegara el segundo gol. Mariona Caldentey se ha desmarcado y ha rematado el balón hacia el segundo palo. Una vez más, dejando a Peyraud-Magnin sin posibilidades de parar el cañonazo. De nuevo, las españolas han vuelto a hacer historia.