Un hombre en calzoncillos con unas tijeras

Estados Unidos castrará a los pedófilos antes de enviarlos a prisión

"Esta es una consecuencia... Es un paso más allá de simplemente ir a la cárcel y salir"

Un estado de EEUU ha aprobado una ley que permitirá castrar quirúrgicamente a los hombres y mujeres culpables de un delito sexual contra un niño. Los políticos de Luisiana dieron el lunes su aprobación final a un proyecto de ley que permitiría a los jueces emitir la orden de castración contra los condenados por ciertos delitos sexuales agravados contra un niño menor de 13 años.

La ley contempla la castración para los delitos de violación, incesto y abuso sexual, según informa Sky News.

Si el proyecto de ley se convierte en ley, sólo podrá aplicarse a hombres y mujeres cuyo delito haya tenido lugar a partir del 1 de agosto de este año.

Los condenados podrán usar un método implica el uso de medicamentos que bloquean la producción de hormonas sexuales para disminuir la libido. También podrán acogerse a la castración quirúrgica, aunque es procedimiento mucho más invasivo.

Durante una audiencia de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales sobre el proyecto de ley de Luisiana en abril, la senadora estatal republicana Valarie Hodges dijo: "Esta es una consecuencia... Es un paso más allá de simplemente ir a la cárcel y salir".

El proyecto de ley recibió el lunes una aprobación abrumadora en ambas cámaras dominadas por los republicanos.

Los votos en contra del proyecto de ley provinieron principalmente de demócratas, aunque ellos mismos sean los autores de la ley. 

La legislación ahora pasa al escritorio del gobernador conservador Jeff Landry, quien decidirá si la promulga o la veta.

Actualmente, hay 2.224 personas encarceladas en Luisiana por delitos sexuales contra niños menores de 13 años.

La patrocinadora del proyecto de ley, la senadora estatal demócrata Regina Barrow, ha dicho que sería un paso adicional en el castigo por crímenes horrendos. Espera que la legislación sirva como elemento disuasivo para ayudar a prevenir este tipo de delitos contra los niños.

"Estamos hablando de bebés que están siendo violados por alguien", dijo Barrow durante una reunión del comité en abril. "Eso es imperdonable", añadió. 

Si bien la castración suele asociarse con los hombres, Barrow dijo que la ley también podría aplicarse a las mujeres.

También destacó que la imposición del castigo sería por casos individuales y a discreción de los jueces. El castigo no es automático.

Si un delincuente "no se presenta o se niega a someterse" a una castración quirúrgica después de que un juez ordena el procedimiento, podría ser acusado de "incumplimiento" y enfrentarse a entre tres y cinco años adicionales de prisión, según el proyecto de ley.

La legislación también estipula que un experto médico debe "determinar si el infractor es un candidato apropiado" para el procedimiento antes de que se lleve a cabo.

Los funcionarios han dicho que solo podían pensar en uno o dos casos entre 2010 y 2019.

El proyecto de ley y los proyectos de castración química han recibido rechazo, y sus opositores dicen que es un "castigo cruel e inusual" y cuestionan la eficacia del procedimiento.

Además, algunos políticos de Luisiana han cuestionado si el castigo era demasiado severo para alguien que pudiera haber cometido un solo delito.

"Para mí, cuando pienso en un niño, una sola vez es demasiada", respondió Barrow.