La presentación del Festival de Sitges

El Festival de Sitges homenajeará a 'Freaks'

El certamen, que secelebrará del 3 al 13 de octubre, tendrá al director Mike Flanagan como invitado

El 57 Sitges - Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, que se celebrará del 3 al 13 de octubre, ha anunciado que contará con el director estadounidense Mike Flanagan como invitado y que el cartel e imagen homenajeará a la película 'Freaks. La parada de los monstruos', de Tod Browning.

Lo han anunciado este sábado el director del festival, Àngel Sala, y la directora de la Fundación del certamen, Mònica Garcia i Massagué, en el Festival de Cannes (Francia) en un acto ante periodistas, agentes de la industria fílmica y representantes institucionales, informa en un comunicado.

Flanagan (Salem, 1978), autor de películas y series como 'La maldición de Hill House', 'Misa de medianoche', 'Oculus: el espejo del mal' y 'Doctor Sueño', recibirá el premio honorífico Máquina del Tiempo en Sitges (Barcelona).

El director y productor ha adaptado obras de Shirley Jackson, Stephen King, Henry James y Edgar Allan Poe, y el festival ha destacado que se aleja de los "estruendos del 'jump scare', con momentos que suelen cocinarse a fuego lento".

'Freaks'

La próxima edición del Festival de Sitges se celebrará bajo la "imagen gloriosamente deformante" de 'Freaks. La parada de los monstruos', 92 años después de su estreno, que tomará las calles y las salas de proyección de Sitges.

El festival ha señalado que el filme de Browning supone "uno de los hitos que mejor puede explicar el poderoso sentimiento de comunidad alrededor del cine fantástico", y ha subrayado que Sitges se convierte en heredero directo de aquellas ferias donde la gente se maravillaba y horrorizaba a partes iguales.

La identidad visual vuelve a ser en colaboración la agencia China parte de LLYC, que han señalado que en el cartel han querido mezclar "el poder transformador del cine y el miedo a lo diferente".

Por eso, han intervenido un retrato sobre el que han aplicado algunos de los químicos que se han usado históricamente en el cine: "El resultado, un rostro distorsionado, deforme. Pero también una metáfora visual que nos habla de cómo tememos a lo diferente, a lo que no reconocemos, y lo excluimos. Aquí eso no pasa, al contrario: se celebra".