Gonzalo Gortázar, en una imagen reciente

Gortázar pide que la regulación de la IA no suponga una desventaja para los bancos

El consejero delegado de CaixaBank no quiere que las entidades bancarias tengan desventaja competitiva

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha defendido que "debe evitarse que la regulación ponga a los bancos en situación de desventaja competitiva frente a competidores no regulados" en materia de Inteligencia Artificial (IA).

En un artículo que ha publicado este miércoles 29 de mayo en el periódico especializado en economía Expansión, ha convenido en que, "en malas manos, abre las puertas a nuevas formas de fraude", si bien ha asegurado que la IA es una ayuda fundamental en materia de ciberseguridad.

Gortázar ha llamado a "aprovechar todo el potencial" de la inteligencia artificial, que a su juicio supone un cambio de paradigma: por un lado, ha defendido que es una oportunidad para impulsar la productividad y, por el otro, para ofrecer más valor al cliente.

Ha sostenido que la apuesta por la inteligencia artificial requiere "grandes inversiones" en tecnología y esfuerzos en innovación, nuevas formas de trabajar y capital humano especializado.

El consejero delegado de CaixaBank ha detallado que "abarca múltiples áreas", entre las que ha enumerado la comunicación y atención a los clientes, la gestión del riesgo de crédito, la prevención del fraude, la predicción de variables económicas y financieras y la gestión de carteras.

La regulación entrará en vigor en mayo del año que viene

Esta regulación, que muchos ámbitos han pedido por la proliferación del uso de diversas herramientas de esta IA, está en marcha... pero todavía tardará un tiempo en ser una realidad.

Aunque la Ley Europea de IA es el primer marco jurídico sobre esta herramienta que existe en el mundo, se aplicarán un año después de su entrada en vigor, en mayo de 2025, y las obligaciones para los sistemas de alto riesgo en tres años.

La ley se aprobó con 523 votos a favor, 46 en contra y 49 abstenciones. "Tenemos la primera regulación del mundo que marca un camino claro para un desarrollo seguro y centrado en el ser humano de la IA. Ahora tenemos un texto que refleja las prioridades del Parlamento", dijo tras la aprobación el legislador italiano Brando Benifei, que no dudó en calificar el día en que dio luz verde como "jornada para la historia".