Stoltenberg, en un acto de OTAN

Jens Stoltenberg sostiene ''el derecho a defenderse'' de Ucrania

El secretario general de la OTAN asegura que el país fue invadido de forma ilegítima

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha afirmado que Ucrania tiene "derecho a defenderse" y, por lo tanto, a golpear objetivos militares en territorio de Rusia, ya que fue invadida de forma ilegítima.

"No debemos olvidar que esta es una guerra de agresión. Rusia ha invado Ucrania violando flagrantemente el derecho internacional", ha sostenido en una entrevista publicada este jueves 30 de mayo en La Vanguardia.

Ha insistido en que si el Ejército ruso tiene "total libertad para amasar tropas y para atacar desde su territorio, pero los ucranianos no pueden responder, es muy difícil ejercer la autodefensa".

En este sentido, ha defendido que en una guerra no hay decisiones que no conlleven riesgos, textualmente, si bien el mayor de todos es "que Vladimir Putin prevaleciera", una situación que ve peligrosa tanto para Ucrania como para la OTAN.

También ha celebrado la dotación de mil millones en armamento a Ucrania por parte de España anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado lunes 27 de mayo a raíz de la visita del presidente ucraniano, Volidimir Zelenski. "Son equipos muy importantes y demuestran el papel clave que España está teniendo", ha indicado Stoltenberg.

Más de 2 años de conflicto bélico

La guerra de Ucrania, que estalló el 24 de febrero de 2022, constituye una escalada de la guerra ruso-ucraniana que comenzó tras los sucesos del Euromaidán en 2014.

Se trata del mayor ataque militar convencional en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial y está generando un número creciente de víctimas; así, hasta mediados de 2023, había causado la muerte de más de nueve mil civiles y decenas de miles de soldados.

La invasión estuvo precedida por una concentración militar rusa en las fronteras de Ucrania, que dio comienzo a mediados de 2021.​ Durante este periodo de tensión diplomática, el presidente ruso Vladímir Putin criticó la ampliación de la OTAN posterior a 1997 mientras negaba repetidamente que Rusia tuviera planes de invadir Ucrania.​

No obstante, el 21 de febrero siguiente, Rusia reconoció a la República Popular de Donetsk y a la República Popular de Lugansk, dos estados autoproclamados en la región de Dombás en el este de Ucrania, y envió tropas a esos territorios. Al día siguiente, el Consejo de la Federación de Rusia autorizó por unanimidad a Putin a utilizar la fuerza militar fuera de las fronteras de Rusia.9