Süle sorpresa

El lamentable estado de un jugador del Borussia a dos semanas de la final de Champions

En esta edición, los equipos finalistas son el Real Madrid y el Borussia Dortmund

Uno de los eventos futbolísticos más destacados en el calendario anual es la final de la Champions League. Esta competición es, posiblemente, una de las más injustas, ya que no decreta quién ha sido el mejor equipo de la temporada a nivel europeo, sino el que haya tenido más fortuna en las eliminatorias o el que mejor haya resistido la presión, entre muchos otros factores. 

En esta edición, los equipos finalistas son el Real Madrid y el Borussia Dortmund. Los blancos pasaron por encima de el Manchester City y el Bayern de Munich en las dos últimas rondas, mientras que el Borussia ganó al Atlético de Madrid y el PSG. 

Los dos equipos han demostrado el carácter suficiente como para llegar a la 'pantalla final' de la 'orejuda'. Para conseguirlo, es necesario que todos los jugadores estén enchufados y preparados la gran batalla.

Sin embargo, fotografías recientes han demostrado que uno de ellos no está en su mejor forma. Se trata de Niklas Süle, el central del Borussia. En un entreno reciente, se ha dejado ver con un sobrepeso preocupante. 

En la Bundesliga, Süle ha participado en 23 partidos y ha disputado el 51% de los minutos posibles, por lo que no ha sido sin duda una de sus temporadas más participativas. No obstante, eso no justifica el pésimo estado de forma que presenta para ser un jugador de élite. 

El central alemán es uno de los capitanes del conjunto negriamarillo, y disputó 21' en la vuelta contra el PSG. 

Un central contrastado

Es uno de los jugadores más destacados de la retaguardia alemana, y ha pasado por equipos como el Hoffenheim, el Bayern de Munich y el Borussia Dortmund, donde milita desde el 2022. 

Su palmarés es extenso, ya que ha ganado 5 Bundesligas, 1 Champions League, 1 Mundial de clubes, 1 Supercopa de Europa y 2 Copas de Alemania. 

Con un central de este nivel, es dificil de entender el estado de forma que tiene en el tramo final de temporada, que es precisamente el momento del año en el que se necesita estar mejor para conseguir todos los títulos posibles.