Una mujer entrando en una oficina de empleo

Las claves de la reforma del subsidio del paro que se firma este 21 de mayo

El acuerdo con los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, se alcanzó hace dos semanas

Este martes 21 de mayo el Consejo de Ministros da luz verde a la reforma del subsidio por desempleo, firmada el 8 de mayo entre el Ministerio de Trabajo y los sindicatos CCOO y UGT. Esta reforma cumple con uno de los hitos para el cuarto pago de los fondos europeos.

La reforma, que entrará en vigor en noviembre, introduce varias novedades:

  • Aumento y ampliación de la ayuda: incremento progresivo de la cuantía del subsidio (actualmente 480 euros al mes) y ampliación del grupo de beneficiarios.
  • Compatibilidad con empleo: el subsidio puede combinarse con un empleo a tiempo completo o parcial por hasta 180 días, sin reducción de la cuantía, mientras que la prestación contributiva se puede compatibilizar con un empleo tras un año de cobro, siempre que el salario no supere el 225% del IPREM (1.350 euros al mes).
  • Simplificación de trámites: eliminación del mes de espera para solicitar el subsidio tras agotar la prestación contributiva, permitiendo cobrar la ayuda desde el primer día.
  • Mantenimiento de la base de cotización: la base de cotización para los mayores de 52 años se mantiene en el 125% del SMI, facilitando así la aprobación de la reforma en el Parlamento.

Adicionalmente, se establecerán mecanismos de control para evitar el fraude, mediante un convenio entre el SEPE y la Inspección de Trabajo.

Mejoras en la cuantía

La reforma, que no ha sido firmada por CEOE y Cepyme, mejora las cuantías de los subsidios durante los primeros 12 meses de percepción, estableciendo tres tramos.

Durante los primeros seis meses, el subsidio será del 95% del Iprem (570 euros mensuales con el Iprem actual). Durante los siguientes seis meses, el subsidio será del 90% del Iprem (540 euros mensuales). A partir de entonces, el subsidio se mantendrá en el 80% del Iprem (480 euros mensuales).

El acceso al subsidio se amplía a personas víctimas de violencia de género o sexual desde los 16 años, emigrantes retornados, menores de 45 años sin cargas familiares y trabajadores eventuales agrarios de todo el Estado (aproximadamente 200,000 personas, según cálculos sindicales).

Además, los trabajadores residentes en Marruecos que hayan tenido su última relación laboral en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, y que cuenten con autorización de trabajo para trabajadores transfronterizos, podrán acceder a la protección por desempleo de nivel contributivo sin necesidad de acreditar residencia en España, siempre que cumplan con todos los requisitos establecidos en la legislación aplicable y en las condiciones reglamentarias.

Adiós a los subsidios parciales

Por otro lado, también contempla la eliminación de subsidios parciales; las personas que hayan trabajado a tiempo parcial podrán cobrar los subsidios íntegros.

  • Acceso con menos de 12 meses cotizados: ahora, las personas con menos de 12 meses cotizados, que anteriormente no podían acceder a una prestación contributiva, podrán acceder al subsidio, beneficiando principalmente a los jóvenes.
  • Flexibilidad en el requisito de insuficiencia de rentas: se facilita el acceso al subsidio permitiendo cumplir el requisito de insuficiencia de rentas tanto por insuficiencia de rentas personales como de la unidad familiar. Además, se incluirá a las parejas de hecho en la unidad familiar para esta evaluación.
  • Compatibilidad de subsidios agrarios: se establece un régimen de compatibilidad entre los subsidios agrarios de Andalucía y Extremadura y los del Régimen General.
  • Reducción de jornadas requeridas: debido a la sequía, se compromete a reducir el número de jornadas reales requeridas para acceder a los subsidios agrarios en Andalucía y Extremadura.