La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

Los populares europeos ganan las elecciones y resisten el auge de los ultras

La coalición de conservadores, socialdemócratas y liberales podrá continuar gobernando la UE

El Partido Popular Europeo (PPE) gana las elecciones al Parlamento Europeo con 189 escaños de los 720 del nuevo hemiciclo, mejorando su marca de la legislatura anterior en 13 escaños, seguido de Socialistas y Demócratas (S&D), que se mantiene como segunda fuerza pese a perder cuatro escaños y quedarse con 135 eurodiputados, según los primeros resultados oficiales, que muestran también una subida de la ultraderecha.

Los liberales europeos (Renew) siguen como tercera fuerza en la Eurocámara pero lo hacen con una caída de 22 escaños: de los 102 de la legislatura que termina en los 80 que apuntan las proyecciones que, según la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, "ofrecen la primera fotografía realista de la décima legislatura".

También han sufrido un recorte en sus resultados los Verdes europeos, que pasan de 71 a 52 escaños, y una rebaja más moderada la Izquierda europea, que suma 36 eurodiputados, uno menos que los 37 del mandato anterior.

Estos primeros resultados apuntan, además, a una subida de la presencia de la extrema derecha, con Conservadores y Reformistas (ECR, formación en la que se inscriben Vox y los Hermanos de Italia de Giorgia Meloni) que suma tres escaños finos a los 72 e Identidad y Democracia (ID, con Agrupación Nacional de Marine Le Pen) que alcanza los 58 escaños al sumar 9 representantes.

Otros partidos de la ultraderecha europea aparecen de momento como No inscrutos u 'otros'. Por ejemplo, el partido de Alternativa para Alemania que obtiene 16 escaños o el español 'Se acabó la fiesta', que entra por primera vez el Parlamento Europeo con tres escaños.

La Europa tradicional consigue mayoría absoluta

Si se confirman los resultados, los partidos clásicos que han gobernado hasta ahora la Unión Europea podrían seguir gobernando, con la clásica alianza de conservadores, socialdemócratas y liberales, que seguiría sumando mayoría absoluta en la Eurocámara a pesar del ascenso de la ultraderecha. 

También parece que los resultados abocan a una repetición de la presidencia de Von der Leyen, que ve reforzado su liderazgo tras la abrumadora victoria de los conservadores europeos y la caída de los liberales, en gran medida por el declive del partido de Emmanuel Macron. 

Según ha explicado la todavía presidenta de la institución, ahora comienzan "semanas" de negociaciones para constituir los grupos que formarán la Eurocámara en la décima legislatura y "formar mayorías para trabajar en un programa político que marque la senda de la Unión Europea" .

La Conferencia de Presidentes, que forman los líderes de todos los grupos con presencia en el Parlamento saliente, se reunirá este martes para hacer balance y fijar la hoja de ruta para la constitución de la nueva Eurocámara, cuya sesión inaugural tendrá lugar el 16 de julio en Estrasburgo (Francia).