Un niño palestino que sufre desnutrición es visto en el Hospital de los Mártires de Al-Aqsa en la ciudad de Deir al-Balah, en el centro de la Franja de Gaza

Más de 3.500 niños de menos de cinco años están en riesgo de muerte en Gaza

Denuncian la "política de hambruna" impuesta por Israel

Las autoridades de la Franja de Gaza, controladas por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), han alertado este lunes de que "más de 3.500 niños de menos de cinco años están en riesgo de muerte" a causa de la "política de hambruna" impuesta por Israel en el marco de la ofensiva desatada hace casi ocho meses contra el enclave, tras los ataques perpetrados el 7 de octubre por el grupo islamista y otras milicias palestinas.

"Más de 3.500 niños de menos de cinco años están en riesgo de muerte en la Franja de Gaza por las políticas de hambre de la ocupación israelí, la escasez de alimentos, la falta de suplementos nutricionales y la negativa a la entrada de ayuda", ha dicho la oficina de prensa de las autoridades gazatíes en un comunicado publicado en su cuenta en Telegram.

Así, ha afirmado que esta situación se ve agravada por "la falta de vacunas" y "la obstrucción a la entrada de ayuda humanitaria desde hace cuatro semanas, en medio de un terrible silencio internacional", en referencia al cierre del paso de Rafá, en la frontera con Egipto, después de que el Ejército israelí se hiciera el 7 de mayo con el control del lado palestino.

"Estos niños sufren desnutrición en un nivel tan avanzado que ha afectado la estructura de sus cuerpos, lo que los expone a contraer enfermedades infecciosas que destruyen su vida, retrasan su crecimiento y amenazan su supervivencia, ya que carecen de acceso a servicios básicos como la comida y la atención médica", ha explicado.

"Su estado está empeorando y dificultando debido a que no cuentan con vacunas y medicación destinada a las primeras etapas de su vida", ha manifestado, antes de agregar que "los niños de la Franja de Gaza necesitan un tratamiento radical e inmediato ante todas las crisis a las que se ven expuestos de forma sistemática por la ocupación israelí".

En este sentido, ha subrayado la importancia de "la entrega de comida, atención médica, suministros nutricionales y vacunas", además de "atención psicológica avanzada". "Además del horror experimentado, 15.438 niños han muerto durante la guerra genocida, decenas de miles han resultado heridos y más de 17.000 viven ahora sin uno o sin sus dos padres", ha denunciado.

Por ello, ha pedido "a los países del mundo libre" que "condenen estos crímenes complejos en el marco de la guerra genocida contra los civiles en la Franja de Gaza" y ha acusado a Israel, "con apoyo de la Administración de Estados Unidos", de cometer crímenes contra la humanidad en el marco de su ofensiva contra el enclave palestino.

"Advertimos a la comunidad internacional (...) del deterioro de la realidad para la infancia en la Franja de Gaza", ha reiterado, antes de subrayar que 335.000 niños "tienen una vida extremadamente difícil a causa de la guerra de exterminio, el desplazamiento y otras condiciones derivadas de la agresión israelí", por lo que ha reclamado a los tribunales internacionales que abran casos contra "criminales de guerra israelíes y estadounidenses que atacan a niños de forma sistemática y deliberada.