Georgia Meloni y Mateo Salvini en un fotomontaje con la bandera de Italia

Meloni arrasa en Italia y manda a Salvini a la UCI

La Lega de Salvini ha sufrido un fuerte batacazo electoral

El partido Fratelli d'Italia de la primera ministra Giorgia Meloni ganó las elecciones europeas en Italia con un enorme 28% de los votos. Los analistas dicen que se aseguró una posición decisiva en el Parlamento Europeo.

Los Fratelli d'Italia (Hermanos de Italia), de extrema derecha de Giorgia Meloni, consiguen la victoria en Italia tras recibir más del 28% de los votos, según una encuesta a pie de urna publicada por la RAI italiana.

La victoria le daría un impulso interno y al mismo tiempo la posicionaría como una de las figuras más poderosas de la Unión Europea.

El PD, de oposición de centro izquierda, obtuvo el 23% de los votos, seguido por el Movimiento Cinco Estrellas, que recibió el 10% del apoyo, una disminución de siete puntos con respecto a las elecciones de 2019.

Quienes también se llevaron un fuerte golpe son los socios de Meloni. El partido Lega, liderado por el político euroescéptico Matteo Salvini, se estrelló en estas elecciones, lo que podría poner en duda el futuro de este político, que ha quedado destronado por la figura de Meloni. 

La Lega, de extrema derecha, recibió alrededor del 8% de los votos, una fuerte caída con respecto a su resultado de 2019, cuando obtuvo el 34,3% para un total de 29 escaños.

El abrumador apoyo a Hermanos de Italia en comparación con Forza Italia y Lega "confirma la tendencia de que el centro derecha italiano es muy sensible a los cambios de liderazgo interno dentro de la coalición", explica a Euronews Francesco Sismondini, analista de encuestas electorales.

Andrea Renda, directora de investigación del Centro de Estudios de Política Europea, explica al citado que podrían surgir tensiones en la coalición gobernante en medio de la disparidad en los resultados de los partidos. "Los otros partidos se darán cuenta de que están perdiendo apoyo cuanto más permanezcan en el poder con Fratelli d'Italia", dijo Renda.

Meloni ha sido la figura clave de las elecciones, ya que tanto la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, del Partido Popular Europeo de centroderecha, como la ultraderechista francesa Marine Le Pen, la cortejaron en busca de apoyo.

Le Pen buscó el respaldo de Meloni para unir a los partidos de extrema derecha de la UE. En el Parlamento, actualmente están divididos entre Identidad y Democracia (ID), del que forma parte el Agrupación Nacional de Le Pen, y los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) de Meloni.

Por su parte, Von der Leyen necesitaba el respaldo de Meloni mientras buscaba asegurar su segundo mandato como presidenta de la Comisión Europea. A lo largo de la campaña, la jefa de la Comisión reiteró su confianza en Meloni como socio creíble en Bruselas.