Una manifestación contra Netanyahu en Israel, en archivo

Miles de manifestantes israelíes vuelven a exigir la dimisión de Netanyahu

También piden el retorno a casa de todos los rehenes que continúan secuestrados en Gaza

Este sábado se han producido nuevas manifestaciones por un lado para exigir que regresen los rehenes secuestrados en la Franja de Gaza y por otro para pedir la dimisión del primer ministro israelí, a quien acusan del actual estancamiento del conflicto.

La manifestación más multitudinaria ha sido una semana más la de Tel Aviv, donde se ha vuelto a cortar la autopista Ayalon con barricadas incendiadas.

En esta ocasión la convocatoria a favor de la petición de elecciones anticipadas ha tomado la forma de un acto internacional con la participación de diplomáticos de varios países y con representación de las banderas de las nacionalidades de los 132 rehenes retenidos en el enclave palestino.

Así, se ha proyectado un mensaje grabado de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton. "Son nuestros compañeros y sí, nuestros hijos. Deben ser liberados de inmediato. Se deben tomar medidas para que regresen a casa de inmediato", ha señalado.

Ha asistido al acto el embajador austriaco en Israel, Nikolaus Lutterotti, que ha pedido la liberación de Tal Shoham, uno de los rehenes secuestrados en Gaza que tiene doble nacionalidad israelí y austriaca.

Después actuó Eden Golan, representante de Israel en Eurovisión, que cantó la canción 'October rain' vetada por el festival por su contenido político. Finalmente quedó quinta con una nueva versión titulada 'Hurricane'.

Después de los discursos hubo enfrentamientos con la policía y se informó de al menos un detenido por perturbación del orden público, recoge el diario 'The Times of Israel'. Además, los agentes utilizaron cañones de agua para dispersar a los manifestantes.

El líder de la oposición israelí, Yair Lapid, ha criticado la actuación policial. "No se puede esperar nada del ministro de la policía (Itamar Ben Gvir), pero el comisario (Kobi Shabtai) debe detenerlo inmediatamente", argumentó en un mensaje en la red social X.

Lapid se refería a los incidentes violentos con manifestantes y a una agresión contra Gadi Kadem, quien perdió seis familiares el 7 de octubre y que habría sido agredido por derechistas que llevaban una pancarta con la frase "izquierdistas traidores". Hay dos detenidos y Kadem ha sido hospitalizado.

Protestas en Jerusalén

También ha habido protestas en Jerusalén para pedir elecciones anticipadas y un acuerdo para la liberación de los rehenes. Los manifestantes concluyeron la marcha en la plaza de París entre gritos de "¡Elecciones ahora!" o "¡No pararemos hasta que estén todos en casa!".

Más tarde, unos 200 manifestantes se concentraron frente a la sede de la oficina del primer ministro, cerca de la Knesset o Parlamento israelí, y desplegaron dos pancartas contra la guerra: "Detengamos la guerra" y "Matar de hambre es un crimen de guerra". "¡No pararemos hasta que estén todos en casa!", corearon acompañados de música de percusión.

También hubo consignas contra Netanyahu: "¡Netanyahu es responsable de las vidas de los rehenes!", "¡Netanyahu es responsable de traerlos a casa!" o "¡El mismo que los abandonó debe devolverlos!".