El ex vicepresidente de Malawi, Saulos Chilima

Muere el vicepresidente de Malawi en un accidente aéreo cuando se dirgía a un funeral

“Las palabras no pueden describir lo desgarrador que es esto", ha dicho el presidente Chakwera

El vicepresidente de Malawi, Saulos Chilima, y ​​otras nueve personas murieron en un accidente aéreo, dijo el presidente del país, Lazarus Chakwera, en un discurso televisado en vivo.

Los restos del avión militar que llevaba a Chilima y a la ex primera dama Shanil Dzimbiri al funeral de un ex ministro el lunes fueron encontrados en una ladera del bosque de Chikangawa, una zona montañosa en el norte del país.

Los controladores de tráfico aéreo habían dicho al avión que no intentara aterrizar en un aeropuerto de la ciudad norteña de Mzuzu debido al mal tiempo y que regresara a la capital, Lilongwe. Luego se perdió el contacto y el avión desapareció del radar. A bordo se encontraban siete pasajeros y tres tripulantes.

“Las palabras no pueden describir lo desgarrador que es esto y sólo puedo imaginar cuánto dolor y angustia deben estar sintiendo todos en este momento”, dijo Chakwera en su discurso.

Describió a Chilima como “un buen hombre, un padre y esposo devoto, un ciudadano patriótico que sirvió a su país con distinción y un vicepresidente formidable", dijo Chakwera.

Chilima había sido vicepresidente desde 2014 y cumplió su primer mandato hasta 2019 bajo el presidente Peter Mutharika. Anteriormente dirigió la red móvil Airtel Malawi y trabajó en Unilever, Coca-Cola y Carlsberg. Tenía una esposa y dos hijos, según su perfil en la web del gobierno.

Chilima desafió a Mutharika en las elecciones presidenciales de 2019, quedando tercera detrás de Mutharika y Chakwera en una votación anulada por el tribunal superior del país. La votación se repitió en 2020, y Chilima se unió al eventual vencedor, Chakwera, como su compañero de candidatura. 

Los fiscales retiraron los cargos de corrupción contra Chilima el mes pasado, después de alegar que había influido en la adjudicación de contratos de defensa y policía a cambio de un pago.

El avión estrellado era un avión de doble hélice tipo Dornier 228 entregado al ejército de Malawi en 1988, según el número de cola del avión citado por el presidente y el sitio web ch-aviation, que rastrea información de las aeronaves.

La embajada de Estados Unidos había ofrecido el uso de un avión en la búsqueda del avión, en la que participaron unos 600 soldados, policías y guardabosques. Chakwera dijo el lunes que Israel, Noruega y el Reino Unido también ofrecieron ayuda.