La sede de Naturgy

Naturgy cerró 2023 invirtiendo 3.000 millones de euros más en la transición energética

En el ejercicio pasado, la compañía registró un beneficio neto de 1.986 millones de euros, un 20% que en el año anterior

Naturgy mejoró su Ebitda hasta 5.475 millones de euros (+11%) en 2023 y registró un beneficio neto de 1.986 millones (+20%), en un ejercicio marcado por el descenso de los precios de la energía y un escenario de gran volatilidad. El negocio de redes obtuvo un Ebitda de 2.638 millones (+7%) y los negocios liberalizados, de 2.949 millones (+15%).

Un 90% de la inversión se dirigió a proyectos de transición energética, destinando 1.730 millones a la generación de energía renovable y más de 900 millones a las redes de distribución. Naturgy cuenta en la actualidad con 6,5 GW de capacidad instalada de generación renovable en operación (3,3 GW de generación eólica, 2,2 GW de generación hidroeléctrica y 1 GW de fotovoltaica), y espera acabar el año 2024 con alrededor de 8 GW de capacidad instalada operativa, a los que habría que sumar un pipeline de proyectos en desarrollo de casi 20 GW, principalmente en España, Australia y EE.UU.

En el campo de los gases renovables, Naturgy gestiona un total de 70 proyectos en diferente estado de avance, todos ellos en territorio español y focalizados en biometano (60 proyectos) e hidrógeno (10 proyectos). Naturgy quiere liderar en nuestro país la oportunidad que supone el biometano como vector de la transición energética. Según los últimos análisis de la patronal gasista Sedigas, el potencial del biometano en España podría llegar a alcanzar los 160 TWh, equivalente al 50% de la demanda actual de gas natural.

En cuanto a la gestión del balance, la mejora del flujo de caja de la compañía ha permitido tanto incrementar las inversiones como mantener el nivel de deuda neta en 12.090 millones, reduciendo, a su vez, la ratio deuda/ebitda hasta 2,2x. Esta política financiera permitió que S&P reafirmase este año el rating del grupo en el nivel BBB.  

Naturgy continúa avanzando en sus compromisos en materia de ASG. En 2023, la compañía aumentó su capacidad instalada libre de emisiones al 40% e implementó 353 iniciativas de biodiversidad para contribuir a la preservación del capital natural en aquellas geografías en las que desarrolla su actividad. En términos de diversidad, Naturgy superó el 36% de presencia femenina en posiciones de dirección. Y en cuanto a sus compromisos con los territorios en donde Naturgy desarrolla su actividad, más de un 90% de sus compras de bienes y servicios se contrató a proveedores locales.

“Los buenos resultados del año 2023 reflejan, de nuevo, el compromiso, la calidad profesional y el buen desempeño de todo el equipo de Naturgy, así como la solidez de nuestros planes de crecimiento industrial y una prudente gestión financiera. Trabajamos cada día para adaptar esta compañía, que ha cumplido 180 años de vida, a un nuevo entorno: el de transformar nuestro mix de negocio y contribuir positivamente a los retos de la transición energética en los países en los que operamos; en especial, en España”, explicó el presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés.

Desde el inicio del Plan 21-25, y hasta el cierre del ejercicio 2023, Naturgy ha generado un Ebitda agregado total de 13.958 millones de euros, ha invertido 6.430 millones, habrá distribuido entre sus accionistas un total de 3.908 millones de euros en dividendos y habrá contribuido con impuestos y tributos a su cargo por valor de 3.177 millones de euros. En paralelo, el endeudamiento de la compañía se ha reducido desde una ratio deuda neta/ebitda que, a inicios de 2021, era de 3,9x, hasta una de 2,2x a finales de 2023.

Respecto a las perspectivas de futuro, como ya hizo en 2023, Naturgy no cuantifica por el momento sus objetivos de resultados para el año 2024 debido a la extrema volatilidad de los mercados energéticos y la inesperada climatología. El grupo energético sí ha fijado las prioridades de gestión del año en curso: i) mantener el compromiso inversor en la transición energética, principalmente en España, con foco especial en la generación renovable de electricidad y el desarrollo de gases renovables, así como en el refuerzo de todas sus redes de distribución; ii) gestión regulatoria y de los aprovisionamientos y contratos de suministro de gas natural, con el objetivo de asegurar el suministro energético y la competitividad; y iii) mejora continua de la experiencia de los clientes, proporcionando un servicio y unos precios adecuados. Naturgy espera gracias a todo ello repetir en 2024 el nivel de inversión y mantener su prudente política financiera, lo que le permitirá situar de nuevo el dividendo en el nivel actual.

El Consejo de Administración de Naturgy ha convocado a sus accionistas para la celebración de la Junta General 2024 el próximo 2 de abril en la sede social de la compañía en Madrid. En dicha reunión, se someterá a aprobación el pago de un dividendo complementario de 0,40€/acción, en línea con los 1,40 euros/acción comprometidos para el ejercicio 2023.