Netanyahu, en archivo

Netanyahu reivindica que la propuesta de paz pasa por la destrucción de Hamás

También pide "la liberación de todos los rehenes y la garantía de que Gaza ya no representa una amenaza para Israel"

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha insistido en que la última propuesta de paz para poner fin a la guerra de Gaza, anunciada este viernes por el presidente de los EE.UU., Joe Biden, sigue sujeta a la destrucción política y militar del movimiento islamista palestino Hamás.

"Las condiciones de Israel para acabar con la guerra no han cambiado: la destrucción de la capacidad militar y de gobierno de Hamás, la liberación de todos los rehenes y la garantía de que Gaza ya no representa una amenaza para Israel", ha hecho saber la oficina del Primer Ministro en un comunicado publicado en las redes sociales.

En el comunicado, la oficina del jefe del Ejecutivo israelí estima que todos estos factores son "condiciones que deben cumplirse" antes de un alto el fuego permanente.

"Es imposible contemplar", insiste la oficina de Netanyahu, "la idea de que Israel pueda acordar un alto el fuego permanente antes de que estas condiciones se cumplan".

Biden detalló este viernes una hoja de ruta propuesta por Israel con tres fases para un alto el fuego en la Franja de Gaza. La primera duraría seis semanas e incluiría un alto el fuego con la retirada de las fuerzas israelíes de las zonas más pobladas de Gaza y la liberación de algunos de los rehenes, incluidas mujeres y personas mayores, a cambio de la excarcelación de presos palestinos.

El mandatario explicó que la fase dos incluye la liberación de todos los rehenes vivos restantes, incluyendo militares, y el ejército israelí se retirará de la Franja de Gaza, controlada por Hamás. Finalmente, en la tercera parte de esta hoja de ruta se contempla "un importante plan de reconstrucción para Gaza".

Este plan contempla, en última instancia, la vuelta de las comunidades israelíes del norte del país - ahora mismo vacías por el conflicto con Hezbolá en Líbano - además del inicio de la reconstrucción de Gaza "junto con la comunidad internacional y los aliados árabes" de EE.UU.

Además, Biden considera que el plan también podría facilitar "la integración regional" de Israel a través, por ejemplo, de un esperado acuerdo de normalización de relaciones con Arabia Saudita, y sería clave para acabar creando "las condiciones para un futuro de libertad y autodeterminación para el pueblo palestino" en un escenario que "impida a Hamás la posibilidad de rearmarse".