Pedri, celebrando un gol ante el Rayo

Noche de reivindicaciones, y subcampeonato certificado (3-0)

El Barça golea al Rayo Vallecano gracias a un gol tempranero de Lewandowski y un doblete de Pedri

El Fútbol Club Barcelona ha certificado este domingo el objetivo que quedaba esta temporada. El equipo azulgrana ha goleado al Rayo Vallecano gracias a un gol tempranero de Robert Lewandowski y a un doblete postrero de Pedri González. Ha sido en una noche de reivindicaciones.

El primero en reivindicarse ha sido el propio Lewandowski. Ha encarrilado un partido en un momento importante. Se acerca el mercado de fichajes, y muchos le sitúan fuera del equipo de cara al próximo curso. Pero ahí sigue el polaco, marcando goles. En esta ocasión, gracias a un centro impoluto de Lamine Yamal, a un control de pecho y una volea para fusilar a Stole Dmitrievski.

El gol ha permitido al Barça jugar con paciencia, pudiendo esperar al rival. Y esto ha generado un espacio que Lewandowski casi aprovecha. Ha fallado el segundo tras cocinarse una jugada individual, al espacio. Mientras, Lamine lo seguía intentando, asociándose bien con Koundé en la banda diestra. Raphinha también ha aportado cosas buenas, y casi sorprende a Dmitrievski en un lanzamiento de falta que prometía un centro, y en un lanzamiento de córner que ha impactado con el primer palo.

En la segunda parte, el Barça ha vivido en el área contraria. A pesar del resultado, el Rayo se ha cerrado, y ha dificultado la producción de ocasiones culés. Xavi lo ha leído bien, y ha introducido a Joao Félix, Ronald Araujo y Pedri González. Y los tres han brillado y se han reivindicado.

El portugués ha fabricado una jugada antológica, a lo Leo Messi, regateando dentro del área a dos jugadores. Su disparo lo ha repelido Dmitrievski, y el rechace lo ha cazado Pedri, para rematar con fuerza y logar el segundo gol. Minutos después, el canario ha recogido un balón en largo y ha culminado su doblete. El pase ha sido de Araujo, cuyo juego de balón dicen que no es suficientemente bueno para un equipo como el Barça. 

Al final, el Barça ha ganado y ha hecho disfrutar a una afición fiel. Tan fiel, que en muchos momentos del partido han coreado el nombre del entrenador, quien vive unos días surrealistas por culpa de una filtración sobre su futuro que pocos saben a qué llevará. De momento, sigue siendo entrenador de un equipo que ha sumado una cifra, los 82 puntos, que en otros años hubiera dado el título de Liga. La semana que viene, se resuelve el campeonato en el Sánchez Pizjuán.