El Papa Francisco, en archivo

El Papa pide a la comunidad internacional que envíe con ayuda humanitaria a Gaza

El pontífice subraya que es urgente

El Papa ha pedido a la comunidad internacional que proporcione urgentemente ayuda humanitaria a la población de la Franja de Gaza, durante el Ángelus de este domingo.

"Ánimo a la comunidad internacional a actuar con urgencia y por todos los medios posibles para ayudar a la población de Gaza agotada por la guerra: ¡la ayuda humanitaria debe poder llegar a quienes la necesitan y no se debe permitir que nadie la detenga!", ha asegurado el Pontífice.

Las declaraciones de Francisco llegan poco antes de que Jordania acoja una conferencia internacional centrada en la emergencia humanitaria en Gaza. El Pontífice ha agradecido esta "importante iniciativa" convocada por el Rey de Jordania, el presidente de Egipto y el secretario general de las Naciones Unidas.

El Papa ha recordado también el décimo aniversario de un encuentro de oración por la paz en Tierra Santa en el que participaron presidentes de Israel y Palestina, Simón Peres y Mahmoud Abbas. En recuerdo de este gesto, el Papa volvió a rezar en los jardines del Vaticano.

"Esta reunión demostró que es posible unir fuerzas y que hacer la paz requiere coraje, mucho más coraje que hacer la guerra. Por eso aliento las negociaciones en curso entre las partes, aunque no sean fáciles --explicó el Papa--. Y espero que las propuestas de paz para un alto el fuego en todos los frentes y la liberación de los rehenes se adopten inmediatamente, en beneficio de los palestinos y los israelíes".

El Papa también se ha referido durante el Ángelus a otros conflictos como el de Ucrania: "Aliento todos los esfuerzos para garantizar que se pueda establecer la paz lo más rápido posible con asistencia internacional". Por último, ha instado a no olvidar el conflicto en Birmania.

La vigente guerra entre el gobierno israelí y Hamás

La guerra entre Hamás e Israel que estalló el 7 de octubre de 2023 comenzó con un ataque sorpresa lanzado por Hamás desde la Franja de Gaza hacia territorio israelí. En la madrugada de ese día, militantes de Hamás llevaron a cabo una ofensiva masiva que incluyó el lanzamiento de miles de cohetes y misiles hacia ciudades y poblaciones israelíes, así como incursiones terrestres en varias comunidades cercanas a la frontera de Gaza.

El ataque fue coordinado y abrumador, superando las defensas aéreas israelíes y causando numerosas víctimas civiles y militares. Militantes de Hamas también infiltraron en Israel utilizando túneles y llevaron a cabo asaltos armados en las comunidades fronterizas, tomando rehenes y provocando un caos generalizado.

La respuesta de Israel fue rápida y contundente. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) lanzaron una serie de ataques aéreos y terrestres dirigidos a objetivos estratégicos dentro de Gaza, incluyendo infraestructuras de Hamas, lanzaderas de cohetes y centros de comando. El gobierno israelí declaró el estado de emergencia y movilizó tropas adicionales para contener la amenaza y asegurar las zonas afectadas.

La escalada del conflicto resultó en un alto número de bajas en ambos lados y una devastación significativa en la Franja de Gaza. La comunidad internacional ha expresado su preocupación por la violencia y ha hecho llamados a un cese al fuego, aunque las tensiones siguen siendo altas y el conflicto ha continuado, con un impacto humanitario considerable en la población civil.