La sinagoga de Ruan

La policía mata a un hombre que quería quemar una sinagoga en Ruan (Francia)

La víctima se abalanzó contra los agentes cuando le sorprendieron

Las fuerzas de seguridad de Francia han abatido la madrugada de este viernes 17 de mayo a un hombre armado que amenazaba con prenderle fuego a una sinagoga de la ciudad de Ruan, situada en la región de Normandía.

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, ha señalado que un agente de la Policía hizo uso de su arma para "neutralizar a un individuo armado que claramente quería prender fuego a la sinagoga de la ciudad" y ha felicitado a los agentes por "su capacidad de respuesta y su valentía", tal y como ha indicado en un mensaje difundido en su cuenta de la red social X.

Las fuerzas de seguridad explican que este incidente ha tenido lugar minutos antes de las 7 de la mañana, cuando varios de sus agentes se han desplazado hasta la zona debido a la presencia de humo. Allí se toparon con un hombre que portaba un cuchillo y una barra de hierro y que, según han informado fuentes cercanas al asunto al diario Le Figaro, se abalanzó sobre los agentes.

El alcalde de la ciudad, Nicolas Mayer Rossignol, ha indicado que "no ha habido que lamentar más víctimas" y ha afirmado que el "conato de incendio en la sinagoga está siendo puesto bajo control por el Cuerpo de Bomberos". Del mismo modo, ha querido trasladado su apoyo a la comunidad judía de la ciudad de Ruan.

Actos antisemitas desde el inicio de la guerra

A finales del año pasado, varios medios, citando fuentes oficiales, explicaron que en territorio francés se han detectado más de medio centenar de episodios antisemitas desde que empezó la guerra.

De hecho, en poco más de un mes se duplicaron este tipo de ataques respecto de los que se habían registrado en el año anterior, 2022. Darmanin apuntó que incluso se deportó a algunos de los responsables (si estaban en situación irregular), pero no quiso valorar la aparición de pintadas de estrellas de David, algo que usaban los nazis para señalar a los judíos.

Varios miembros del Gobierno francés declararon que serán firmes en condenar los actos en contra de la comunidad judía, la cual supera las 600.000 personas en el país.