Xabi Alonso y Florian Wirtz

¿Por qué el Leverkusen de Xabi Alonso es el equipo del momento?

Los alemanes están completando una temporada extraordinaria, tanto en la Bundesliga como en la Europa League

Los ojos de la Europa futbolística están puestos, esta temporada 2023-24, en Leverkusen. Y es que el equipo de Xabi Alonso está consiguiendo, por méritos propios, haberse convertido en el ejemplo a seguir y en la envidia de muchos.

Un simple vistazo a sus estadísticas lo dejan claro: estamos a mitad de marzo y el equipo no ha perdido ningún partido oficial. 0 derrotas. Como no podía ser de otro modo, marchan líderes en la Bundesliga con 10 puntos (más el goal average) sobre el todopoderoso Bayern de Múnich.

21 victorias y únicamente 4 empates en 25 jornadas convierten a la Xabineta en el líder indiscutible de la liga germana. De hecho, salvo una hecatombe que ahora mismo resulta difícil de ver, el equipo de la aspirina romperá una hegemonía de 11 ligas seguidas de los muniqueses.

Por su parte, en la Europa League estuvieron a punto de ver como se rompía el invicto contra el Qarabag en el partido de ida de los octavos de final. El equipo alemán salvó un 0-2 en la ida (2-2) y la noche del pasado 14 de marzo se clasificó ganando en casa por 3-2.

Acento español

Más allá del técnico tolosarra, en la plantilla se habla bastante castellano. Borja Iglesias, Álex Grimaldo, el argentino Exequiel Palacios, el ecuatoriano Piero Hincapié y el colombiano Gustavo Puerta le ponen el acento español al vestuario.

Por encima de todos ellos, sin embargo, sobresale el descomunal talento de Florian Wirtz. El mediapunta, que en mayo cumplirá 21 años, será objeto de deseo de los grandes del fútbol mundial cuando se abra el mercado.

Otro nombre a seguir del cuadro germano es el lateral derecho neerlandés Jeremie Frimpong. De hecho, el juego por las bandas del equipo de Alonso es clave, ya que tanto Frimpong como Grimaldo son piezas clave en la temporada asistiendo... y viendo portería.

¿Adiós al Neverkusen?

Así pues, el conjunto de esta localidad de Renania-Westfalia sigue empeñado en romper la denominación de Neverkusen que se ganó hace años.

Ganadores de una UEFA en la temporada 1987–88 (en la tanda de penaltis contra el RCD Espanyol), el Bayer nunca ha ganado la Bundesliga y también fue finalista de la Champions League 2001-02 que ganó el Madrid con la volea inolvidable de Zinedine Zidane.

¿Lo conseguirán?