Disminución del precio de aceite de oliva

El precio del aceite de oliva se reducirá: ¿Cuándo llegará esta esperada rebaja?

En los primeros seis meses de la campaña, el consumo ha alcanzado las 208.500 toneladas

El mercado del aceite de oliva ha estado marcado por una estabilidad de precios al alza durante más de un año, principalmente debido a dos cosechas consecutivas con resultados desfavorables.

Sin embargo, los productores anticipan un cambio en esta tendencia para la próxima cosecha, lo que podría desencadenar una disminución en los precios.

Las perspectivas señalan que, si las condiciones actuales persisten, es probable que en septiembre comience una nueva campaña de aceite más equilibrada, lo que llevaría a la industria a considerar una reducción en los precios de venta al público.

Hasta el momento, la lealtad de los consumidores al producto ha sido fundamental, según Teresa Pérez, gerente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español.

Desde el inicio de la presente campaña en octubre pasado, el consumo de aceite de oliva ha aumentado significativamente, registrando un incremento del 12,2% en comparación con el mismo período del año anterior, según datos del Ministerio de Agricultura y Alimentación.

En los primeros seis meses de la campaña, el consumo ha alcanzado las 208.500 toneladas, en contraste con las 185.800 toneladas de la temporada anterior.

Este crecimiento positivo lleva a los profesionales del sector a creer que la demanda del producto sigue siendo sólida.

Sin embargo, el precio promedio del litro de aceite de oliva alcanzó los 13,45 euros en los supermercados en abril, según Facua, lo que representa un aumento del 4% en comparación con principios de año, a pesar de que el precio en origen ha disminuido en 1,21 euros desde enero.

En cuanto a cuándo se espera que los precios disminuyan, Francesc Minguell, director gerente de la Cambra de Comerç de Tortosa, explica que "la gran distribución suele fijar los precios con los proveedores con un año de antelación".

Esto implica que los precios actuales en las tiendas se establecieron a principios de la campaña y es probable que se mantengan hasta su conclusión en septiembre.

Por lo tanto, no se anticipa una reducción de precios hasta ese momento. No obstante, los consumidores pueden empezar a ver la luz al final del tunel, ya que, como mínimo, ya hay una fecha prevista para que la inflación en este elemento tan importante en la cocina empiece a reducir su precio.