Florentino Pérez, en el Wizink Center

La relación de Florentino Pérez con el cuidado de la tercera edad en Cataluña

Empresas destacadas como ACS, propiedad del presidente madridista, han obtenido contratos millonarios para gestionar estos servicios en varios municipios catalanes

El envejecimiento de la población en Cataluña ha generado un creciente interés en el sector de atención domiciliaria, donde empresas destacadas como ACS, propiedad de Florentino Pérez, han obtenido contratos millonarios para gestionar estos servicios en varios municipios catalanes.

El aumento de la población de ancianos, combinado con una menor tasa de natalidad, ha llevado a una reconfiguración demográfica que plantea desafíos significativos, como la sostenibilidad del sistema de pensiones y la necesidad de servicios de atención a domicilio de calidad.

En este contexto, la "silver economy" o economía plateada, que se refiere al potencial nicho de negocio relacionado con el cuidado de personas mayores, ha cobrado relevancia. Grandes empresas como ACS, bajo la dirección de Florentino Pérez, han aprovechado esta oportunidad para obtener contratos para la gestión de servicios de atención domiciliaria en municipios de toda Catalua.

Sin embargo, este crecimiento en el sector de atención domiciliaria también ha puesto de relieve desafíos laborales, especialmente relacionados con las condiciones de trabajo de las cuidadoras. Se han reportado sueldos congelados y condiciones precarias para las trabajadoras, la mayoría de las cuales son mujeres monomarentales o nacidas en el extranjero.

Las negociaciones salariales entre patronales y sindicatos reflejan estas tensiones, con propuestas mínimas de aumento salarial y divisiones en la bancada patronal sobre las condiciones laborales. Esto ha generado incertidumbre sobre el futuro de este sector en Cataluña, especialmente en términos de calidad de vida para las personas mayores y condiciones laborales para las trabajadoras.

El próximo año será clave para observar cómo se desarrollan las renovaciones o adjudicaciones de servicios de atención domiciliaria por parte de los ayuntamientos en Cataluña, lo que tendrá un impacto directo en la gestión de empresas como ACS y en las condiciones laborales en el sector de atención domiciliaria en general.