Mohamed Katir con la bandera de España

Sancionan a un atleta español por fallar tres veces en los controles antidoping

El fondista español falló a la hora de estar presente en controles los días 28 de febrero de 2023, 3 de abril de 2023 y el 10 de octubre de 2023

El atleta español Mohamed Katir ha sido sancionado este viernes con dos años sin competir por la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU, por sus siglas en inglés) por tres fallos de localización entre febrero y octubre de 2023 para pasar controles antidopaje en los últimos doce meses, según confirmó el organismo.

La sanción para el actual subcampeón del mundo de 5.000 metros, que admitió su culpa, comenzará a contar desde el 7 de febrero, cuando fue castigado de manera provisional por la AIU, hasta el 6 de febrero de 2026, por lo que se perderá tanto los Juegos Olímpicos de París 2024 como el Europeo de Roma, que se celebrará en junio. Además, se anulan todos sus resultados desde el pasado 10 de octubre.

Según detalló la AIU, el fondista español falló a la hora de estar presente en controles los días 28 de febrero de 2023, 3 de abril de 2023 y el 10 de octubre de 2023.

En la primera ausencia, el organismo indicó que su padre informó que el atleta no estaba "porque había viajado a Portugal".

Tras llamar a Katir, este confirmó su localización en Lisboa "por unos días y que regresaría a España el 2 de marzo".

Ese día, la AIU le notificó su incumplimiento y le solicitó sus explicaciones, las cuales el español presentó el 9 de marzo asegurando que "había estado presente en el domicilio durante su franja horaria de 60 minutos (07.00-08.00)" de ese 28 de febrero y que poco después recibió una llamada "de su prometida pidiéndole que la visitara porque no se sentía bien" por lo que viajó a Lisboa y "actualizó" su localización al día siguiente.

La unidad recalca también que el 29 de marzo, "después de repetidas solicitudes los días 22 y 28", Katir entregó una copia de la confirmación de su vuelo a Portugal el 28 de febrero, la cual indicaba que la reserva se había hecho el 26 de febrero y no cuando había dicho el atleta español, lo que motivó que recibiese su primer incumplimiento porque "no había actualizado su paradero tan pronto como sus circunstancias cambiaron y que su alojamiento para pasar la noche el 28 de febrero de 2023 era materialmente inexacto".

Katir no recurrió este primer aviso y el segundo fallo llegó días después cuando el personal se dirigió a donde le había comunicado el fondista que estaría, encontrándose de nuevo con el padre del deportista que comunicó entonces que no estaba porque "se encontraba entrenando en Francia".

El de Mula también lo confirmó y la AIU le confirmó un nuevo fallo, y aunque Katir alegó diciendo que había "intentado actualizar su paradero" se topó con un fallo de la aplicación, "por lo que envió un correo electrónico a ADAMS para facilitarle su dirección para las siguientes semanas" y que intentó actualizarlo los días 30 y 31 de marzo, y 1 y 2 de abril, pero que continuó el fallo.

Estas explicaciones no evitaron un segundo aviso ya que los atletas pueden "excepcionalmente enviar una actualización a su información de paradero" por email y Katir habría recibido" una respuesta automática de ADAMS indicando que debía escribir a la AIU con cualquier actualización de su paradero", pero que "no lo hizo".

Katir tampoco presentó más explicaciones al respecto para revertir esta decisión y el 21 de diciembre, tras la confirmación de un tercer fallo de localización, sí solicitó una revisión a través de sus representantes legales, que fue estudiada "excepcionalmente", pero finalmente desestimada.

El 10 de octubre se produjo el último fallo de localización, después de que el personal volviese a acudir "al domicilio especificado" y en la franja horaria señalada.

En este caso, el padre de Katir informó que su hijo "estaba entrenando a unos 30 minutos" y que "había intentado comunicarse con el atleta por teléfono".

Katir explicó que "se sorprendió" por el intervalo de tiempo que estaba indicado porque es en el que "normalmente" entrenaba y lo achacó a un "error del sistema", asegurando que la había fijado "entre las 7.00 y las 8.00", adjuntando "dos capturas de pantalla" para confirmarlo.

La AIU revisó los registros del sistema ADAMS proporcionada por la AMA y señaló que el 29 de septiembre el murciano "había actualizado su paradero, incluido el cambio de su franja horaria de 60 minutos entre las 19.20 y las 20.20 en su domicilio para el período comprendido entre el 1 de octubre de 2023 y el 31 de diciembre de 2023" y que el mismo 10 de octubre de 2023, a las 22.47, "había cambiado su franja horaria de 60 minutos para ese día de 19.20-20.20 a 7.00-8.00".

Esto motivó que el 12 de diciembre se confirmase su tercer fallo de localización en 12 meses, el cual se hizo oficial ya que el español no presentó ninguna alegación.

Tras comunicar oficialmente el pasado 7 de febrero la sanción provisional, el día 13 recibió por parte de Katir que admitía haber cometido la infracción y que aceptaba las consecuencias, por lo que renunciaba "expresamente" a su derecho de recurrirla.

En este sentido, hay que recordar que el propio Katir había señalado tras conocer su suspensión que la recurriría porque consideraba que sí estaba "disponible" en aquellos momentos y que no tiene nada que ver con ninguna infracción de dopaje.

"En alguno de los fallos de localización reportados por parte de AIU, me encontraba disponible en lugar, fecha y horas aportadas por mi parte", indicó entonces.