Bwaw

Talento femenino en la logística: ''Cada día es una sorpresa en este ámbito''

En la charla se ha hablado sobre educación, barreras laborales y planes de futuro de la mujer en el sector

El BWAW ha acogido este viernes 7 de junio el debate “Talento en femenino. Formación para la Mujer logística” en el salón del SIL, donde se ha podido hablar sobre educación, barreras laborales y planes de futuro para incentivar a la mujer a entrar en el sector logístico.

A este debate han asistido Miquel Roselló de EADA Business School como moderador; Montse Carillo de EU Mediterrani; Eva Cilleras de Unilever Spain; Daniela Garcia de Hartrodt y Mónica Jiménez de Servicios Recipe TM2.

El debate se ha dividido en 4 módulos, siendo el primero de ellos "La presencia femenina en el sector logístico".

Roselló ha explicado que la demanda de personal en la logística es constante y creciente, ya que ahora vivimos en un mundo globalizado donde todos estamos conectados entre nosotros. "Actualmente hay muchos retos en el sector logístico y la mujer juega un papel clave, ya que se necesita personas y personal femenino. La logística es transcendental y muy importante sector, y se ha hecho ver durante la pandemia", explicaba. 

Según datos aportados por el mismo moderador, el 54% de la fuerza laboral es de hombres, y solo un 46% de fuerza laboral es de mujeres. En el sector de la logística ese número de mujeres en el sector se reduce a un 22%.

Todas las ponentes coincidieron que llegaron al sector logístico por casualidad, no fue una decisión tomada conscientemente o desde un inicio de sus carreras laborales. 

A la pregunta de "¿Cómo podemos incrementar la motivación de la mujer para ir a logística?", las respuestas fueron muy variadas. 

Las ponentes defendieron la idea de que hay que dar más información a los jóvenes en los institutos sobre la logística, para que puedan tomar desde una edad más temprana la decisión de dedicarse a este mundo. 

"Actualmente, no sabemos lo que significa la logística porque hay muchos estereotipos y mitos que lo que hacen es desprestigiar la profesión. El trabajo de los que trabajan en logística es vender bien su trabajo, hay que saberse vender y estar orgullosos del trabajo que realizan", explicaban.

Por último, un punto que han destacado también es el de tener referentes, dar visibilidad a las mujeres en la profesión y que las niñas vean que pueden llegar a hacer grandes cosas en cualquier profesión.

Bwaw
Mónica Jiménez, Servicios RECIPE TM2 | Catalunya Press

El segundo bloque ha tratado sobre la "Formación y la competitividad". Para las ponentes, la formación es un pilar básico y ayuda que no haya sesgos, ni estereotipos. "Hay que ayudar a allanar el camino a las mujeres, si las mujeres mejoran y hay más oportunidades también mejoran los hombres al haber igualdad de condiciones y oportunidades", afirmaban.

"El papel de la mujer es muy importante, hay que darles oportunidades de poder entrar en el sector", añaden. Para ello, los estudios son primordiales. Las empresas buscan a estudiantes que tengan muchas ganas de aprender, adquirir nuevos conocimientos, que no les asuste un sector dinámico y cambiante, y ver cómo lo teórico pasa a lo práctico, que tengan motivación, en querer ser más y aprender siempre.

Respecto a las competencias que deben tener las mujeres en la logística, las más importantes son el conocimiento y las soft skills. "El conocimiento sirve para saber cómo funciona la cadena de suministros, cómo puedo hacer para mejorar los indicadores, la implementación de esas áreas al negocio etc. Y las soft skills son importantes para poder saber estar y trabajar con más gente, saber trabajar en equipo, saber adaptarse al cambio, aceptar la revolución digital y los cambios de paradigma actuales", detallaban.

La tecnología está ayudando mucho a que las mujeres entren a este mundo porque ya hay máquinas que pueden hacer los procesos que requerían una fuerza física mayor. Antes las mujeres no querían hacer este tipo de trabajos y se quedaban en la oficina, mientras que ahora hay más mujeres en áreas que son más trabajo físico con ayuda de las máquinas.

Otro punto que destacaron es que hay que tener la parte técnica, la parte de conocimiento y después una parte emocional. "Para poder ser líder tienes que tener y estar emocionalmente preparado y con la mente abierta", explicaban.

Respecto a los miedos que pueden tener los alumnos, los expertos han explicado que las empresas están buscando personas dinámicas, con ganas de aprender, el miedo que más ven es el miedo a lo desconocido. "Tienen miedo de trabajar porque es algo que nunca han hecho, es nuevo y les causa un cierto miedo, pero todo se aprende haciendo y practicando y trabajando", aclaraban. 

En cuanto a las estrategias que se pueden aplicar desde las instituciones y empresas para que las mujeres participen, algunos de los puntos que han explicado son que lo más importante es informar sobre este mundo porque la logística suele ser muy desconocida.

"Actualmente, hay un desprestigio de la profesión, por eso hay que seguir vendiendo la logística como un trabajo serio y de calidad. Si estas buscando un trabajo dinámico, que te atrae y que cada día es diferente, la logística es tu sitio", comentaban.

Bwaw
Montse Carrillo, EU Mediterrani | Catalunya Press

El tercer bloque de la charla se ha entrado en el liderazgo femenino. Los ponentes han coincidido en que las mujeres aportan mucho en la parte directiva, sobre todo "un punto más empático, entendemos más los problemas y las carencias de las personas que dirigimos. La mirada de una mujer es importante", aclamaban.

Además, han remarcado la capacidad de las mujeres de resolver conflictos de "manera pacífica", y "saben pedir perdón", que es una cualidad fundamental en el liderazgo.

No obstante, como en cualquier ámbito, las mujeres pueden encontrarse barreras. En este caso, algunas de las que han destacado con la conciliación y la corresponsabilidad. "Actualmente, la mujer sigue teniendo la carga de cuidar de los niños y de la casa, además de trabajar. La conciliación es una barrera clara, no hay conciliación real, la carga mental de la mujer es muy grande y es algo que tiene que cambiar", reclamaban.

También han destacado el hecho de que las empresas no contratan a mujeres que están en edad joven, sobre los treinta, por la idea de que algún día serán madres y necesitarán una ayuda o conciliación, y es un problema.

Para que las mujeres lleguen a puestos de liderazgo, lo importante es romper con la brecha de género, concienciar y capacitar para romper con los estereotipos y los mitos de la profesión.

Eva Cilleras, Unilever Spain
Eva Cilleras, Unilever Spain | Catalunya Press

En última instancia, se han centrado en las recomendaciones que le darían a las mujeres. "La recomendación más importante es que se formen y no paren de hacerlo, es básico en cualquier carrera y que busquen empresas que vayan acorde con sus valores personales y profesionales", explicaban, y han animado a que lucharan por su objetivo.