Un camión de bomberos ucraniano, en archivo

Tres muertos en un nuevo ataque ruso con misiles en la ciudad de Odesa

Rusia dice haber impactado en la sede general del comando sur de las fuerzas armadas ucranianas

Al menos tres personas han muerto por un ataque con misiles balísticos lanzados por las fuerzas rusas en la ciudad ucraniana de Odesa, el segundo en menos de dos días, después de que el lunes hubiera otro bombardeo que dejó cinco víctimas mortales en esa misma localidad.

El gobernador de Odesa, Oleg Kiper, ha informado en su cuenta de Telegram de este último ataque, que ha dañado infraestructuras civiles y ha confirmado que al menos tres personas más han resultado heridas, además de los muertos.

El fiscal general de Ucrania, Andri Kostin, denunció el uso de municiones de racimo en el ataque del lunes en Odesa, que dejó cinco muertos y cerca de 30 heridos, y acusó a Rusia de violar el Derecho Internacional, ya que se trata de armamento prohibido por su impacto indiscriminado sobre la población civil.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia ha dicho haber impactado en la sede general del comando sur de las fuerzas armadas de Ucrania en el marco de estos ataques.

"La aviación táctica y la artillería rusa han alcanzado a las fuerzas enemigas y su equipamiento militar", ha indicado el Ministerio ruso en un comunicado en el que ha asegurado que el ejército ruso registra avances y mejoras de posiciones en 'toda la línea del frente'."