Taxis en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, en archivo

El turismo en Barcelona aumenta un 15% respecto al año pasado

El 70% de estos visitantes provienen del extranjero, con aumentos notables de turistas de Francia, Reino Unido y EEUU

Durante los primeros cuatro meses de 2024, el turismo en Barcelona ha crecido un 15% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según datos del Ayuntamiento de Barcelona. Este incremento resalta la atracción continua de la ciudad, capturando el 60% del total de turistas en Cataluña. El 70% de estos visitantes provienen del extranjero, con aumentos notables de turistas de Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

También ha habido un aumento de turistas nacionales, especialmente desde Madrid y Valencia. La estancia media se ha mantenido en 3.5 noches de media, con una ocupación hotelera del 85% en marzo y abril, y los apartamentos turísticos registraron una ocupación del 75%.

El impacto económico ha sido significativo, con un gasto medio por turista de 950 euros por estancia, un aumento del 10% respecto al año anterior. Los sectores más beneficiados han sido la restauración y el comercio, destacando un mayor consumo de productos locales. Las tendencias muestran un interés creciente en el turismo cultural y gastronómico, con más visitas a museos, galerías y restaurantes de alta cocina, así como un aumento en la demanda de tours guiados y experiencias personalizadas.

A pesar de estos aspectos positivos, el turismo masivo plantea retos significativos, como la necesidad de diversificar las ofertas turísticas para evitar la saturación de ciertos puntos. Promover destinos menos conocidos dentro de Cataluña y fomentar un turismo más sostenible son oportunidades clave.

Sin embargo, el aumento del turismo también ha generado polémicas. El movimiento "Tourists go home" refleja el descontento de algunos residentes locales que sienten que la gentrificación, o el desplazamiento de los residentes debido al aumento de los precios y la transformación de barrios tradicionales en zonas turísticas, está afectando negativamente a sus comunidades.

La gentrificación puede llevar al encarecimiento del costo de vida y la pérdida de identidad cultural, provocando el enfado de algunos sectores de la población local que ven su calidad de vida comprometida por el aumento del turismo.