Xavi, en rueda de prensa

Y entre todo el lío extradeportivo, el Barça recibe al Rayo Vallecano

Los azulgranas juegan su primer partido tras filtrarse que Laporta fulminaría a Xavi por unas declaraciones

El Fútbol Club Barcelona tiene este domingo la oportunidad de sentenciar definitivamente el objetivo final de esta temporada. Los azulgranas reciben la visita del Rayo Vallecano en Montjuïc, con la posibilidad de sumar los tres puntos para amarrar el subcampeonato de LaLiga. Algo importante, en términos deportivos, económicos y sentimentales, por lo de la Supercopa de España y lo de quedar por encima de los vecinos de Girona.

Sin embargo, sorprendentemente hoy el plano deportivo es lo de menos. El Barça siempre ha sido un club acostumbrado a convivir con problemas extradeportivos, y esta temporada está siendo la tónica. Después de que Xavi presentara su dimisión para el final de temporada y de que se retractara meses después, ahora el periodista de RAC1 Jordi Basté ha filtrado que el presidente, Joan Laporta, quiere prescindir definitivamente de él, por sus declaraciones pesimistas (y seguramente realistas) al augurar lo difícil que será competir por los títulos con el Real Madrid de Carlo Ancelotti, Vinicius Jr, Jude Bellingham y Kylian Mbappé.

El Barça sigue demostrando tener un núcleo y un entorno autodestructivo, y esto ha propiciado que la visita del Rayo vaya a pasar a un segundo plano. Este domingo, todas las miradas estarán puestas en Xavi. Desde su entrada al Estadio Olímpico Lluis Companys, pasando por su salida al césped, su arenga a los jugadores o su toma de contacto con la afición. Todo será mirado con lupa. Como lo fue en su rueda de prensa previa al encuentro, donde desmintió rotundamente las informaciones publicadas.

Será, también, el último partido en casa de la temporada. Una temporada muy irregular, que empezó con un fútbol y unos resultados excelsos, a través de esas goleadas ante el Betis o el Amberes, y que sufrió un preocupante bajón, con las goleadas del Girona y del Villarreal como cúlmenes. Luego, la afición y los jugadores se volvieron a ilusionar en una eliminatoria de Champions ante el Paris Saint-Germain que acabó siendo dolorosa.

Sea como sea, hoy el Barça debe pasar página de todo lío extradeportivo, y debe ganar para certificar el objetivo final del curso. También, debe regalar un buen baile final a aquellos seguidores fieles que han seguido al equipo en las circunstancias de Montjuïc. Parece fácil seguir al equipo en una zona no tan alejada de Les Corts, pero en la práctica no ha sido así. Solamente 17.000 culés compraron el abono anual para tener acceso a los asientos del estadio municipal.

Ante el Rayo, el Barça podría formar con Marc-André ter Stegen; Joao Cancelo, Pau Cubarsí, Ronald Araujo, Jules Koundé; Andreas Christensen, Ilkay Gündogan, Fermín López; Ferran Torres, Raphinha y Robert Lewandowski. El polaco agotará sus opciones de luchar por ser el Pichichi de la temporada, Gündogan regresa tras sanción, Araujo podría volver tras perderse el duelo en Almería por decisión técnica, y podría haber descanso merecido para Lamine Yamal.