Antonio Tejado en un fotomontaje donde aparece entre rejas

El día a día de Antonio Tejado en prisión: fe, estudio y deporte

El sobrino de Maria del Monte se ha refugiado en la fe para soportar su estancia en prisión y tiene contacto constante con el cura del centro

Ya han pasado dos semanas desde que se produjo la entrada en prisión provisional de Antonio Tejado. El exconcurante de 'GH VIP' es considerado el presunto autor intelectual del violento atraco a la casa de su tía María del Monte e Inmaculada Casal el pasado agosto.

Mientras el sobrino de la folclórica sigue manteniendo que es inocente. Su abogado, Fernando Velo, solicitará en los próximos días su declaración voluntaria ante el juez y su libertad provisional bajo fianza al considerar que los indicios y pruebas en su contra no son lo suficientemente sólidos para mantenerle en la cárcel. El sevillano se acostumbra poco a poco a su nueva realidad.

En un primer momento estaba muy nervioso y le costaba conciliar el sueño -por lo que tuvo que acudir a la enfermería de la prisión de Sevilla 1 y pedir ayuda médica y psicológica-. Sin embargo, ahora Antonio está bastante adaptado a su vida en la cárcel.

Continúa en el módulo de respeto y, centrado en superar sus adicciones y convertirse en otra persona, está aprovechando el tiempo al máximo. Tal y como reveló Kike Calleja en 'Vamos a ver' y reafirmó Terelu Campos en 'D Corazón' este domingo, Tejado se ha refugiado en la fé.

Va a misa algunas mañanas y ha hecho buenas migas con el sacerdote de la cárcel, que le ha regalado un rosario y le ha ofrecido su ayuda en todo lo que necesite, puesto que la religión está siendo ahora mismo uno de sus grandes consuelos.

Además, está leyendo bastante y, además de visitar a menudo la biblioteca de la prisión ha pedido a su madre y a su hermano -que este sábado le han visitado durante cerca de 45 minutos - que le lleven los apuntes para retomar las oposiciones de agente forestal que aparcó hace algún tiempo y que ahora ha decidido volver a estudiar.

No es lo único en lo que ocupa su tiempo, ya que también estaría haciendo bastante deporte y se habría apuntado a clases de marquetería, buscando una nueva vocación porque no está dispuesto a desperdiciar el tiempo que le quede en la cárcel.

En cuanto a cómo está sobrellevando el torrente de informaciones que han circulado sobre él en las últimas semanas y el durísimo testimonio de sus exparejas Alba Muñoz, Candela Acevedo o  Gaby Sánchez, lo cierto es que Antonio está intentando aislarse al máximo de todo y ni siquiera tendría televisión en su celda porque no quiere saber absolutamente nada de lo que se está diciendo sobre él.