Laura Escanes con una imagen de un embarazo

Laura Escanes revela el motivo que la llevó a ser madre a tan temprana edad

En las últimas semanas, la influencer ha dejado entrever sus reflexiones sobre la maternidad

La vida nos lleva por caminos inesperados, y a veces, esos senderos nos llevan a lugares donde nunca imaginamos estar. Este es el caso de Laura Escanes y Risto Mejide, dos nombres que alguna vez estuvieron unidos por el amor y que ahora están separados por la vida, pero unidos eternamente por el lazo indisoluble de la maternidad compartida de su hija, Roma.

Desde que tomaron rumbos separados hace casi dos años, la pareja ha mantenido una distancia pública notable. Mientras que Risto Mejide ha optado por el silencio sobre su vida personal, Laura Escanes ha mostrado una inclinación reciente a abrirse sobre sus pensamientos y emociones, especialmente en relación con su ex pareja.

En las últimas semanas, la influencer ha dejado entrever sus reflexiones sobre la maternidad y, en particular, sobre la experiencia de ser madre a una edad joven.

A sus 23 años, Escanes dio la bienvenida a Roma, un acontecimiento que, para muchos, podría considerarse prematuro. Sin embargo, para la influencer, esta decisión estuvo motivada por un deseo sincero: "Siempre quise ser madre joven", confesó en una de sus últimas intervenciones públicas.

Pero, ¿se arrepiente Laura Escanes de haber embarcado en la maternidad tan temprano en su vida? La respuesta es un rotundo no: "No me arrepiento para nada, claramente, y me ha enseñado muchas cosas", afirmó con convicción.

En el podcast de 'El Sentido de la Birra' se abrió sobre el rumbo que había tomado su vida y si eso le había condicionado su forma de vivir: "Es verdad que sí que hay una parte que yo sé que no he vivido muchas cosas. Quiero pensar que, la vida es muy larga y cuando tenga 40 años nunca he vivido fuera y me apetece irme a vivir a Bali, pues me puedo ir".

Además, no ha dudado en afirmar que el motivo por el cuál aceptó ser madre a tan temprana edad fue Risto Mejide, ya que se "adaptó al ritmo de vida de otra persona". "Ahora mismo no me adaptaría. Yo ahora no quiero volver a ser madre a corto plazo. En ese momento era muy joven", aclaraba. 

"Era todo vivirlo, sentirlo, dejarme llevar. Un poco de cabeza tendría que haber puesto, pero soy así. Si el corazón me decía que fuese ahí, pues ve y aprenderás. Las personas llegan y te enseñan cosas", añadía.