Sofía Suescun y Kiko Jiménez

Sofía Suescun revela si habrá boda con Kiko Jiménez tras su reencuentro en la isla

La pareja lleva ya cinco años juntos

Sofía Suescun ya está en España después de volar a Honduras para reencontrarse con Kiko Jiménez en 'Supervivientes'.

La Reina del los realities, primera concursante confirmada de 'Supervivientes All Star' -el novedoso formato que reunirá a algunos de los grandes protagonistas de la historia del programa de Mediaset- viajaba a la isla este pasado martes para sorprender a su novio y darle fuerzas en la recta final del reality.

De esta forma, quería demostrar lo enamoradísimos que están después de cinco años de relación, y nos regalaban uno de los momentos más emotivos y románticos de esta edición, en la que confesando que la influencer es el amor de su vida, el de Jaén anunciaba que se quería casar con ella.

Además de esta declaración de amor, también hubo mucha pasión en la pareja, que vivió una noche de lo más ardiente en la que Kiko ni siquiera se acordó del hambre que lleva pasando en los Cayos Cochinos desde hace dos meses.

"Estoy muy cansada porque no he dormido, pero el reencuentro ha sido muy bonito", afirmaba Sofía todavía en una nube, asegurando que a pesar de la 'petición' de su chico ella "no es de bodas" a pesar de que su relación está más que consolidada.

"Es una forma de decir todo lo que te ama, el quiero todo contigo, tampoco hay que llevarlo a cabo. Es una expresión al final, ¿no? Si llega el día que llegue, pero vamos, es que no tiene ningún sentido una boda. Es quiero todo contigo sin más", aseguraba rotunda.

"Kiko está fuerte y las críticas le dan igual" ha añadido, desmintiendo entre risas que haya tenido una noche de pasión con Kiko: "Estábamos tranquilitos. Hacer el amor en el Caribe imagínate, pero no es el caso", ha sentenciado.

Una 'casi' pedida

En la isla, los dos tortolitos se reencontraron y Kiko no dudó en vociferar su amor por Sofía: "Ya lo sabía, pero me he dado cuenta aquí que eres la mujer de mi vida, pero la mujer de mi vida y quiero todo contigo, todo. Quiero todo. Quiero que seas la madre de mi hijo. Maite es la abuela también, pero... Y quiero también que nos casemos. Que nos casemos como nos gustaba, como nos gustaba a ti a mí. Lo siento Maite, pero va a pasar, es lo que hay. Te amo".

En ese momento, todo el mundo esperaba expectante que Kiko se arrodillara para pedirle matrimonio a su pareja, pero ella, rápidamente, le impedía que lo hiciera: "No, no hace falta, no me gustan a mí esos compromisos, ni las situaciones, ni la atención. Yo soy feliz con él desde el principio". Carlos Sobera volvía a preguntarles si no querían terminar su encuentro por todo lo alto pero ambos se negaban, asegurando que no es su estilo y que no necesitan un anillo para sellar su amor.