Laura Matamoros, en un acto promocional

La vuelta a la realidad de Laura Matamoros tras pasar por 'Supervivientes'

Su hermano Diego ha hablado sobre el actual estado de la madrileña

Laura Matamoros se convertía, hace justo una semana, en la última expulsada de Supervivientes 2024. A pesar de que sonaba como una de las grandes favoritas y ha sido una de las concursantes que más contenido y buenos momentos nos ha dado en esta edición, sus ataques a Makoke y sus enfrentamientos con Miri Pérez Cabrero -íntima amiga de su hermana Anita- le han pasado factura y provocaban que la audiencia decidiese que había llegado el momento de su adiós, después haber estado participando en el concurso durante cerca de 2 meses.

El pasado martes 14, la influencer aterrizaba en Madrid en shock por la presencia de las cámaras de Europa Press esperándola de madrugada en el aeropuerto. Sonriente y tranquila, daba la callada por respuesta a todas sus polémicas para horas después reaparecer en el plató de Tierra de nadie y se sinceraba con Carlos Sobera sobre los motivos de su expulsión y sus grandes errores durante su paso por los Cayos Cochinos.

Desde entonces no hemos vuelto a ver a Laura. Tras casi 60 días sin estar con sus hijos, Matías (6) y Benji (2) -fruto de su relación con Benji Aparicio, del que se separó hace un año- la instagrammer está recuperando el tiempo perdido con sus pequeños y por el momento no ha abandonado el piso en el que reside a las afueras de la capital.

En cambio, a quien sí hemos visto ha sido a Diego Matamoros, que tras su ruptura con Marta Riumbau y después de que la influencer anunciase que está embarazada y va a ser madre en solitario, se ha instalado en la casa de Laura y se ha encargado de cuidar a su mascota, Pipa, mientras ésta estaba en la isla de Supervivientes.

El hijo de Kiko Matamoros llegaba sonriente al domicilio de su hermana el pasado miércoles 15 de mayo y, esquivo como acostumbre a ser con las cámaras y con la prensa, ha evitado dar detalles sobre el reencuentro de Laura con sus niños, aunque sí ha revelado cómo está llevando la colaboradora de Vamos a ver su regreso a la realidad. "Descansando", ha confesado en un escueto mensaje.