Una edición anterior de la caminata

Andar por una buena causa: la Caminada de Primavera per l'Autisme llega a Tarragona

La actividad está prevista para el próximo domingo 14 de abril

La Caminada de Primavera per l'Autisme ha llegado al máximo de participantes admitidos y, el próximo domingo 14 de abril, 700 personas participarán en este evento deportivo y solidario. La caminata, organizada por Tarragona Esports en colaboración con Todos en Azul, saldrá a las 9:30 de la mañana desde la Rambla Nova.

El evento constará de un circuito largo de unos 11 kilómetros y de un circuito más corto de 5 kilómetros. Ambas propuestas bordearán el litoral tarraconense y son circulares con salida y llegada en la Rambla Nova.

Con esta caminata, Tarragona Esports suma esfuerzos con Todos en Azul, una entidad que trabaja desde el año 2019 para apoyar a los familiares de personas con TEA facilitando espacios para el diálogo, la reflexión y el aprendizaje propio.

El evento también cuenta con el patrocinio de Repsol y con la colaboración de Voluntarios de Protección Civil, Club Excursionista Liberadrenalina, Voluntariado CaixaBank, Automático Tarraco, Coca-Cola y Ruzafa.

1 de cada 100 personas que nacen tiene TEA

Cabe tener en cuenta que algunos estudios publicados recientemente por Autismo Europa y compartidos por Autismo España, arrojan una prevalencia del Trastorno del Espectro Autista (TEA) de aproximadamente 1 caso por cada 100 nacimientos.

Estos, según explica el departamento de Salut de la Generalitat, son alteraciones del neurodesarrollo que se caracterizan por una afectación en la capacidad de comunicación e interacción social, la presencia de un patrón de conductas repetitivas (intereses restringidos, estereotipias, etc.), rigidez de pensamiento y una desregulación del perfil sensorial (la forma en que procesan la información que captan con los sentidos).

Estas características pueden presentarse en mayor o menor grado y afectar de diversas formas a la vida del niño, el adolescente y el adulto, y aunque pueden cambiar con el tiempo, persisten a lo largo de toda la vida. También pueden cambiar significativamente en función del nivel de lenguaje, la capacidad cognitiva, la presencia de otras condiciones psiquiátricas o médicas y la influencia del entorno familiar, educativo y social de la persona.

Actualmente, los TEA incluyen los diagnósticos anteriores de autismo, el trastorno generalizado del desarrollo no especificado y el síndrome de Asperger.