Una señora mira el género expuesto, en el Mercado de la Boquería

La Boqueria de Barcelona es el mejor mercado del mundo, según Food&Wine

Ha triunfado por encima del Tsukiji Outer Market de Tokio y el Borough Market de Londres, entre otros

El ranking internacional de mercados de alimentación 'Global Tastemakers Awards 2024', organizado por la revista Food&Wine, ha escogido al Mercat de la Boqueria de Barcelona como el mejor mercado del mundo, por delante del Tsukiji Outer Market de Tokio y el Borough Market de Londres, entre otros.

Ha otorgado la primera posición a la Boqueria por "la variedad gastronómica y la calidad y la cantidad de productos frescos que ofrecen sus paradas", ha informado el mercado en un comunicado este viernes.

El presidente de la Boqueria, Jordi Mas, ha dicho que es un mercado para sentir la esencia del producto y el carácter humano de los profesionales que trabajan y "un altavoz internacional de la grandeza de la Ciudad Condal".

El largo recorrido de la Boquería

La historia de la Boquería se remonta a varios siglos atrás, siendo uno de los mercados más emblemáticos de Barcelona y un punto de referencia en la vida cotidiana de la ciudad. Su origen se sitúa en el siglo XIII, cuando se estableció como un mercado callejero en las afueras de las murallas medievales de Barcelona. Con el tiempo, la Boquería se consolidó como un mercado de abastos donde los agricultores de las zonas cercanas acudían a vender sus productos frescos.

En el siglo XIX, con el crecimiento de la ciudad y la modernización de sus estructuras urbanas, la Boquería experimentó transformaciones importantes, pasando de ser un mercado al aire libre a un mercado cubierto con una estructura metálica diseñada por el arquitecto Antoni Rovira i Trias.

Desde entonces, la Boquería se ha mantenido como un punto de encuentro cultural y gastronómico, ofreciendo una amplia variedad de productos frescos, locales y exóticos. Su ambiente vibrante, colores llamativos y aromas tentadores hacen de la Boquería un lugar emblemático no solo para los barceloneses, sino también para los visitantes que buscan sumergirse en la rica tradición culinaria y cultural de Barcelona.