Ada Colau y Jaume Collboni sobre un fondo negro

Collboni entierra para siempre las 'superilles' de Colau

El PSC quiere encontrar un modelo de pacificación alternativo que sea replicable en toda la ciudad

La teniente de alcalde de Urbanismo de Barcelona, Laia Bonet, ha descartado replicar el modelo de ejes verdes o 'superilles' del Eixample - el principal proyecto de la anterior alcaldesa Ada Colau- a otros distritos de la ciudad por sus "costes y dinámicas de convivencia", al preguntársele por la cuestión en la presentación de las Semanas de Arquitectura 2024 este jueves.

Así se ha pronunciado después de que fuera avanzado por algunos medios, y ha afirmado respecto al diseño de los ejes verdes que se ha hecho en Consell de Cent y en otras calles transversales: "Nos parecía que ni por costes ni por las dinámicas de convivencia de usos nos permitían imaginar que aquel fuera el modelo".

Ha dicho que el gobierno municipal tiene la voluntad de hacer muchas más pacificaciones, si bien es necesario "encontrar un modelo de pacificación que sea reproducible, replicable y escalable a toda la ciudad", y no solo en la trama Cerdà.

Ha señalado que el consistorio está trabajando en ello, tras evaluar el funcionamiento de estos ejes verdes un año después de su implementación --durante el mandato de la exalcaldesa y líder de BComú, Ada Colau,-- y ha explicado que presentarán "propuestas para poder avanzar en estas pacificaciones".

Sobre si habrá modificaciones en las calles ya pacificadas, Bonet ha respondido que aquello que no ha aguantado su año de vida se tendrá que corregir y reparar, aunque ha defendido el trabajo que han hecho los equipos del Ayuntamiento: "Lo hecho, hecho está".

Segunda sentencia para las 'superilles'

Fuentes municipales consultadas han informado respecto a una segunda sentencia sobre los ejes verdes, que señala que el consistorio "debería haber hecho una Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM)" cuando decidieron transformar estas calles.

El Ayuntamiento asegura que siempre ha defendido la legalidad de lo que se ha hecho y de lo que han hecho los servicios técnicos y jurídicos municipales, por lo que presentará un recurso "por un principio de responsabilidad y continuidad institucional", como hicieron con la anterior sentencia.

Defienden la legalidad de la actuación, aunque consideran que no es conveniente continuar con el modelo, que "no es aplicable de forma generalizada en el Eixample, ni por el impacto en la movilidad ni por la gestión del espacio público", además de ser un modelo caro de mantener, han detallado las mismas fuentes.