Docentes de Girona con la silla

Girona forma a las escuelas para que usen la silla de ruedas todoterreno

Se guardará en el Pabellón de Fontajau pero estará a disposición de varios centros de la capital del Gironès

Girona ha hecho una formación dirigida a las escuelas para poder utilizar la silla de ruedas todo terreno entre el alumnado. Han participado profesores y profesoras de los centros Anexa, Domeny y Maristes; veladoras; fisioterapeutas de los equipos de asesoramiento y orientación psicopedagógica (EAP), personal responsable del Plan de inclusión del Programa de casales de verano municipal, y un representante del GEiEG, que estrenará la silla el próximo domingo 17 de marzo entre los participantes en la subida de los Ángeles.

El objetivo principal de la formación es que las personas más cercanas al alumnado que pueda requerir esta silla –llamada Joëlette- sepan hacer un uso correcto, aprendan su funcionamiento y sepan en qué casos se puede recomendar y cómo se puede adaptar a las necesidades de cada niño.

“Como Ayuntamiento, nuestro objetivo principal es que ningún niño o niña se quede atrás y tenga la oportunidad de ir al medio natural con el resto de la clase. Por eso, hemos empezado con la compra de esta silla y ahora, poco a poco, iremos viendo qué demanda tiene por parte de las escuelas con el objetivo de cederla también a las entidades de la ciudad y que acabe estando disponible para toda la ciudadanía”, ha explicado la regidora de Educación, Queralt Vila Vergés.

Joëlette es un tipo de silla todoterreno con una sola rueda que, con la ayuda de dos personas acompañantes, permite que las personas con discapacidad o movilidad reducida puedan practicar senderismo. Como tal, se trata de una herramienta inclusiva que permite a todo el mundo el acceso a entornos naturales y espacios no urbanizados que, por las características de sus pistas, caminos y senderos, no pueden usarse las sillas convencionales motorizadas u otras. La silla va acompañada de un par de brazos, un arnés de pecho, un reposacabezas, un par de empuñaduras laterales y una bolsa de almacenamiento y es apta para llevar tanto a niños como a personas adultas.

En verano la silla de ruedas estará disponible para los centros municipales. Además, desde el consistorio se va a estudiar la posibilidad de cederla a entidades de la ciudad que la necesiten. En caso de existir una alta demanda, se planteará la posibilidad de comprar otra.

La silla se guardará en el Pabellón de Fontajau, ya que está muy bien ubicado para las salidas de descubrimiento del entorno cercano por el parque de las Ribes del Ter. Además, es un punto de fácil acceso en autocar para poder cargarla en caso de realizar excursiones fuera de la ciudad.