Un balcón de Barcelona en un fotomontaje con un gráfico de bajada de precios

Los alquileres en Barcelona caerán en picado con la nueva ley del Gobierno

Los alquileres en Barcelona podrían llegar a bajar 1.000 euros, según ha prometido el Gobierno en una rueda de prensa

El secretario de Estado de Vivienda y Agenda Urbana, David Lucas, ha anunciado que el índice de precios de referencia para limitar los precios del alquiler en áreas tensionadas, que estará disponible desde este martes, será un sistema de rango de precios, que establecerá máximos y mínimos para una vivienda a partir de las características de la misma. Con este nuevo sistema, el Gobierno promete hacer caer en picado los precios del alquiler. 

Además, este índice será homogéneo para todo el territorio nacional, de base tributaria y se actualizará cada año, según ha indicado el 'número dos' de Vivienda en rueda de prensa. La ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, anunció que la medida  se publicaría antes de acabar febrero "sí o sí" para que empiece a estar operativo en marzo.

El índice de precios de referencia para el alquiler consistirá en un sistema de rangos a partir de una serie de características de la vivienda tales como la superficie, el estado conservación, si tiene ascensor o no, aparcamiento, año de construcción, zonas comunes y otras características que tienen el objetivo de que las viviendas "con menos valor" no puedan incrementar su precio al ser equiparadas con viviendas de mayor calidad en la misma zona.

El secretario de Estado de Vivienda ha explicado que este índice es de base tributaria, por lo que se ha utilizado la última declaración de la renta de los distintos propietarios, que en el caso de este año será la de 2022, y se actualizará anualmente, con la última declaración a la renta disponible.

El índice estará vigente en 10 días

Este índice estará disponible este mismo martes en la web del Ministerio, pero se dará un plazo de diez días hábiles para examinar las propuestas de cada comunidad autónoma para establecer este índice en sus zonas.

Una vez examinadas y si todo es "correcto", se declarará la zona tensionada y a partir del plazo legal establecido --uno o dos días -- se podrá aplicar el limite del alquiler a la zona declarada como tensionada.

Un índice que "solo" se podrá aplicar en el caso de que la comunidad autónoma lo solicite, ya que la competencia en materia de vivienda es de las comunidades autónomas.

Actualmente, solo Catalunya ha pedido declarar zona tensionada para 140 municipios de la Comunidad.

Sin embargo, durante la rueda de prensa, Lucas ha asegurado que otros territorios como Asturias o Navarra han expresado que les gustaría establecerlo en sus territorios, aunque no lo han verbalizado al Ministerio ni pedido explícitamente. "Invito a otras comunidades a que puedan declarar zonas tensionadas", ha apelado el número dos de Vivienda.

Provocará una caída en picado del precio del alquiler en Barcelona

En relación a las críticas realizadas ayer por la consellera de Territorio de la Generalitat, Ester Capella, sobre que este índice provocaría un incremento de los precios, desde el Ministerio de Vivienda han indicado que este índice "no va a subir los precios del alquiler".

En este sentido, han recalcado que si se consulta el índice, en Barcelona, por ejemplo, una vivienda en un portal inmobiliario puede tener un precio de más 2.000 euros para alquiler, pero el rango de precios del índice de referencia lo establece entre los 600 y 900 euros. En este sentido, desde el Gobierno prometen rebajas de hasta 1.000 euros en el precio de algunos alquileres.

Asimismo, fuentes del Ministerio han indicado que la petición del Govern de establecer el índice catalán frente al estatal o una dualidad entre ambos sistemas, no es posible porque "no pueden estar conviviendo dos sistemas al mismo tiempo".

En este sentido, se ha recalcado que el Gobierno ha buscado con este índice establecer un sistema que "dote de seguridad jurídica" y sirva para controlar las rentas de la vivienda, con el objetivo de que "no se destine más del 30% de los ingresos al alquiler".