Una mariposa del Temps de Flors

Los días más mágicos del año: Girona ya disfruta de su Temps de Flors

Esta 69a edición llega con 137 proyectos florales repartidos en 109 espacios

El pasado sábado 11 de mayo se puso en marcha la 69a edición de Girona Temps de Flors, que se alargará hasta el próximo domingo 19. Esta 69a edición llega con 137 proyectos florales repartidos en 109 espacios.

En un emotivo acto encabezado por el alcalde de Girona, Lluc Salellas, junto a la vicealcaldesa y concejala de Promoción Económica, Gemma Geis, se hizo el descubrimiento de una placa en honor a Josep Tarrés i Fontan en los jardines de la ciudad. El evento celebra la belleza floral y que es el resultado del esfuerzo conjunto de la comunidad gerundense y de numerosas entidades y asociaciones.

En su discurso, el alcalde resaltó la importancia de dedicar este día al reconocimiento de Josep Tarrés i Fontan, coincidiendo con el comienzo de "Temps de Flors", un certamen arraigado en la esencia de la ciudad y en el compromiso de sus habitantes. Este año, el evento se expande a 16 barrios, con horarios extendidos para adaptarse a las preferencias de los visitantes, incluyendo la especial jornada de Flors de Nit, que se prolongará hasta la medianoche en ciertas fechas.

Por su parte, la vicealcaldesa Geis enfatizó la relevancia de Temps de Flors como una oportunidad para sensibilizar sobre la protección del medio ambiente. Las flores que embellecen la ciudad no solo resaltan su atractivo, sino que también nos recuerdan la fragilidad de nuestro entorno natural, instando a todos a disfrutar de la magia de esta celebración y a tomar acciones responsables en su cuidado.

Este año, la muestra floral incluye nuevos espacios y destaca la reapertura de lugares emblemáticos, con un enfoque especial en la cultura popular y la participación de entidades sociales. Además, se ha adaptado a las condiciones de sequía, priorizando el uso de plantas autóctonas y resistentes al clima seco, y minimizando el consumo de agua durante la exposición.

Con estas palabras y acciones, el descubrimiento de la placa en honor a Tarrés i Fontan no solo ha sido un momento de reconocimiento histórico, sino también un punto de partida para una celebración que promueve la belleza, la cultura y el compromiso con el medio ambiente en la ciudad de Girona.